Postres

Conoce los Cabellos de Ángel y prepara de manera sencilla este delicioso postre

Los postres pueden ser un gran tema y muchos de ellos pueden tener un nombre exótico, pero en realidad son con elementos muy sencillos
martes, 14 de septiembre de 2021 · 22:30

Probablemente cuando leíste el título pensaste algo como: ¿cabellos de ángel?, ¿ángel de verdad? y bueno, en realidad la respuesta a ello es que no, estos no son cabellos de ángel de verdad, pero su textura dorada, les hace creer que pueden parecer unos cabellos de ángel. Pero si lo pensaste, no te culpamos, en realidad el nombre se presta para pensar que estamos hablando de los ángeles o que incluso es un ingrediente que esta fuera de lo normal, pero no es así. 

En realidad el cabello de ángel es un tipo de dulce, que se elabora a base de calabaza o algún otro tipo de frutas pertenecientes a la familia cucubitáceas como lo son las calabazas, cayotes, pepino, por mencionar algunos. Pese a ello, nos gustaría decirte con exactitud el origen exacto de está receta, pero aún se tienen detalles de dónde proviene con exactitud, pues muchas historias apuntan a que pudo ser en México el origen, pero también Perú suena mucho para ello.

En México, los estados que se destacan por preparar esta receta resultan ser Tlaxcala, Puebla, Estado de México, CDMX y Querétaro y en la mayoría de ellos suelen hervirse son miel, incluso se le considera al cabello de ángel un dulce típico. Justamente por ello y, aprovechando las fiestas patrias, qué mejor que preparar este delicioso dulce y de una manera muy sencilla.

 

Cabello de ángel

Ingredientes

  • 1 Calabaza 
  • Azúcar blanco
  • 1 Limón

Preparación

Abriremos la calabaza con mucho cuidado y llevamos las partes al horno a 150º C por unos 8 minutos.

Esto nos ayudará a que la piel se despegue mucho más rápido.

Una vez lista la calabaza con las semillas, no pasa nada, las llevamos a una olla con un poco de agua y dejamos cocer por 10 minutos o hasta que notemos que está blanda. Es importante que la olla este tapada.

Paso el tiempo dejamos enfriar a temperatura ambiente y, cuando este fría retiramos las semillas con mucho cuidado.

Lo siguiente que haremos será llevar a un olla con azúcar, la piel de limón y el jugo. Dejamos a fuego medio y removemos constantemente hasta conseguir que se caramelice. Este proceso podrá cada una hora aproximadamente.

Retiramos y listo, ya tienes tus cabellos de ángel.