receta de postres

Disfruta la tarde con unos exquisitos macarons de chocolate con café

Los macarons son un tipo de galleta que muchos creen que es de origen francés, pero en realidad es italiana
miércoles, 18 de agosto de 2021 · 15:54

Cuando las tardes se nublan, casi automáticamente aparece la flojera que nos paraliza y nos nubla la visión, dejándonos a merced del ocio, un estado en el que no siempre se nos ocurren muchas cosas qué hacer. Sin embargo, muchas veces sólo basta con que nos tomemos un respiro  y sigamos adelante, dejándonos llevar por nuestra imaginación, que es la que sabe cuál es el mejor lugar para nosotros. 

Lo bonito es que cuando nos entregamos a la creatividad e imaginación, todo fluye mucho más fácil, de una mejor manera por eso es que en lugar de sufrir estos momentos de bloqueo, hay que aprovecharlos , vivirlos sin oponer mucha resistencia y avanzar, porque en el camino nos encontraremos con muy distintas sorpresas que pueden alegrar y enriquecer nuestra vida de una manera inimaginable.

Por ejemplo, ése momento en que entramos a la cocina y no sabemos qué hacer, porque no se nos ocurre nada, hasta que vemos los ingredientes que tenemos a la mano y empezamos a preparar algo exquisito, que al final nos deja completamente sorprendidos, gracias a que nuestra creatividad se amoldó tan bien en nuestro cerebro como si fuera una pasta. Pero no una cualquiera, sino una digna de marcar tendencia como fue la de los macarons hace algunos siglos.  

¿De dónde son originarios los macarons?

Los macarons son un tipo de galleta que muchos creen que es de origen francés, pero en realidad es italiana, aunque después la adoptó la repostería francesa. Sin embargo, se dio a conocer en el siglo XVI, cuando surgió del horno del pastelero de la corte francesa, como cúpulas redondas con base plana y en el siglo XIX comenzaron a unirse de dos en dos con un relleno en medio, que era ganache. 

Pasó a manos de los franceses, cuando  la reina Catalina de Médici mandó ofrecer maccarone a los convites de la boda del duque de Joyeuse en París en 1581, otorgándole al postre el nombre de "macaron de Joyeuse". Al principio este dulce constaba de una única cara, y varias ciudades francesas pretendían que había nacido dentro de sus muros y múltiples leyendas se crearon alrededor de este dulce a base de almendra, azúcar y clara de huevo, crujiente por fuera y blando por dentro.

Actualmente son de dos capas y las podemos encontrar de diferentes sabores, pero hoy queremos compartir contigo la receta de unos deliciosos macarons de chocolate y café, que seguro te encantarán una vez que estén listos. Además de todos los ingredientes, sólo necesitas ganas, tiempo y mucha imaginación para darle vida a estos bocadillos que te harán sentir o en el Renacimiento o en la Belle Epoque. Así que ¡Toma nota!

Ingredientes

  • 110 gr. almendra molida
  •  200 gr. azúcar glass
  •  90 gr. de claras (suelen ser de dos huevos L)
  • 30 grs. de azúcar blanco
  •  1 cucharadita de café soluble (tipo Nescafé)

Para la crema:

  • 150 gr. mantequilla pomada, 150 gr. icing sugar o azúcar glas
  • Crema de cacao al gusto

¿Cómo se preparan?

  1. Tamiza la almendra con el azúcar glas todo junto y reservamos.
  2. Monta las claras a punto de nieve, cuando empiecen a hacer espumilla, añades el azúcar blanco y bates hasta conseguir una crema que haga picos.
  3. Añadimos la cucharadita de café soluble y batimos una última vez. Podemos hacer la prueba de girar el bol, si no cae, está listo.
  4. Una vez listo el merengue, añadimos la mezcla de azúcar glas y almendra molida.
  5. Con una espátula y haciendo movimientos envolventes vamos mezclando suavemente hasta conseguir una masa con textura ‘lava’, o sea, ni muy líquido, ni muy rugoso. 
  6. Una vez listo, metemos en la manga con una boquilla redonda. En una bandeja de horno colocamos papel vegetal y vamos haciendo redonditas del mismo tamaño con la masa.
  7. Una vez listo, dejamos secar aproximadamente una hora en un lugar fresco.
  8.  Cuando al tocarlo con la yema del dedo notemos como una costra, ya podemos meter la bandeja en el horno que habremos precalentado previamente a 150ºC
  9. Dejamos unos 10-12 minutos según el horno. Cuando la base del macaron esté seco, ya están listos.
  10.  Sacamos del horno y dejamos enfriar.  Sacamos del horno y dejamos enfriar.
  11. Preparamos una crema de chocolate. En el bol de la batidora tamizamos el icing sugar y mezclamos con la mantequilla a temperatura ambiente hasta que la mezcla blanquee
  12. Añadimos las cucharadas de crema de cacao al gusto. 
  13. Metemos en la manga y rellenamos los macarons. Unimos dos medias lunas.
  14. ¡Y listo!