helados

Comida Japonesa: Conoce el delicioso Kurogoma, un helado negro tradicional

Este popular postre es además sumamente saludable debido a que contiene semillas de sésamo
jueves, 29 de julio de 2021 · 11:47

La comida japonesa es quizá mucho más popular que sus postres. Sin embargo, a nivel repostería también tienen mucho que ofrecer sobre todo si empezamos por los postres fríos y particularmente los helados. De hecho se dice que la Wagashi (Repostería japonesa) está dividida hasta en 15 tipos en los cuales los alimentos se refinan y buscan verdaderamente sorprender a los 5 sentidos. 

Y es que lo bueno de la cultura japonesa es que al parecer se toman muy en serio cualquier experiencia, pero más aún la de comer, pues no es cualquier cosa, sino una necesidad básica del cuerpo que hay que cubrir, pero no así como así, sino con alimentos que nos permitan estar saludables. Por esa razón su taza de obesidad es una de las más bajas. Quizá se deba al balance casi perfecto que tiene toda su comida, sin que los postres sean la excepción.

El arroz es uno de los alimentos más consumidos en Japón y al igual que otros cereales y semillas se utiliza para elaborar postres como los helados, ya sea el de tempura o el mismísimo helado de kurogoma, que es uno sabor a sésamo o ajonjolí, porque está elaborado con estas semillas que se usan para hacer la famosa pasta de sésamo. Contiene grasas, sí, pero no son saturadas y ambos alimentos contribuyen  a reducir el colesterol sanguíneo. 

¿Qué beneficios tiene consumir sésamo?

Otro de los beneficios de postres naturales y deliciosos como el helado de kurogoma es que también te provee de gran cantidad de proteínas y calcio. A diferencia de otras semillas de sésamo, para elaborar este postre se utiliza uno de color negro en lugar de beige, pero también se suele preparar con este último, que es el tradicional y se usa para preparar panes, salsa de curry o picante, pero tiene un sabor suave.

Por su parte el sésamo negro, posee incluso un aceite que es uno de los más valorados en el mercado y normalmente se utiliza para elaborar productos horneados y destaca por su sabor y aroma intenso, que se utiliza más cuando la semilla está tostada. Es por eso que lo exótico y placentero al mismo tiempo de este helado es precisamente su sabor a sésamo, que estamos seguros te encantará y además no te permitirá subir ni un gramo más de peso. 

El Kurogoma se realiza con sésamo negro. Foto: Shutterstock

Pero sin importar el color de esta semilla, es un hecho que ayuda al buen funcionamiento al aparato digestivo  y te protege la flora bacteriana, el sistema nervioso y también te ayuda a calmar el dolor articular, si padeces artritis. El sésamo es genial porque además me mejorar la circulación sanguínea, también es un alimento que recomiendan a personas que sufren del corazón o hipertensión. Así que ahora que conoces todos los beneficios es momento de que pongas manos a la obra con esta receta. 

Ingredientes

  • 3 cucharadas de semillas de sésamo negro tostadas y machadas
  • 2 tazas de crema de leche
  • 2 tazas de leche
  • 1/2 taza de azúcar
  • 4 huevos

¿Cómo se prepara?

  1. Mezcla en un cazo la leche, la crema de leche, la mitad del azúcar y las semillas de sésamo tostadas. Remueve los ingredientes y haz que hierva. Apaga el fuego. Déjalo aparte.
  2. Ahora en otro cazo mezcla sólo las yemas de los huevos y el resto del azúcar. Calienta a fuego lento.
  3. Mezcla en una cazuela las dos cremas y cocínalo durante 5 minutos a fuego lento removiendo hasta que coja consistencia.
  4. Mete la mezcla en la nevera hasta que se enfríe del todo.
  5. Introduce la mezcla en la heladera siguiendo sus propias instrucciones. ¡Mantén el helado siempre en el congelador!