Postres fáciles

Receta de gelatina de refresco y crema, prepárala en casa paso a paso

Prepara esta rica gelatina de refresco y crema, te sorprenderá el proceso, pero especialmente ¡el resultado!
lunes, 19 de julio de 2021 · 20:12

¿Habías escuchado antes sobre una gelatina de refresco y crema? Aunque te suene una combinación extraña, en realidad se trata de un postre delicioso que te va a sorprender gratamente y que puedes preparar fácilmente en casa, además de que no necesitas de muchos ingredientes, aquí te decimos cómo hacerla paso a paso.

Para hacer esta receta no necesitas exactamente los sabores que te indicamos aquí, pero sí te aconsejamos que utilices el mismo sabor del refresco que de la gelatina, pues esto ayudará a que tenga un mejor sabor y presentación. Por ejemplo, para esta receta hemos anotado la gelatina de limón, pero puedes elegir de fresa, de naranja o de piña, pero eligiendo un sabor igual para el refresco.

Si en casa tienes niños o quieres compartir esta receta con los más pequeños, te aconsejamos que los incluyas en la elaboración, pues será una sorpresa para ellos ver el efecto que ocurre con las temperaturas, pero especialmente con las densidades, ya que la crema subirá, mientras que la parte más ligera de la gelatina se fue mantendrá en la parte baja.

Gelatina de refresco y crema

Ingredientes:

  • 3 tazas de refresco de limón
  • 140 gramos de gelatina de limón en polvo
  • 180 mL de crema ácida
  • Aceite vegetal

Coloca dos tazas de refresco de limón en una ollita a fuego medio, deja hasta que hierva.

Mientras, empapa una servilleta con aceite vegetal y engrasa el molde de tu gelatina, o hazlo con un aceite en spray.

En cuanto apagues el refresco, agrega la gelatina en polvo y remueve para integrar, asegúrate de disolver todos los grumitos. Una vez lista, sírvela en la licuadora.

Agrega la crema ácida a temperatura ambiente en la licuadora, asegurándote de que la gelatina líquida esté caliente.

Licúa hasta obtener una mezcla homogénea, agrega la otra taza de refresco a temperatura ambiente, termina de batir y verte la mezcla en el molde de la gelatina.

Espera a que se enfríe a temperatura ambiente, notarás cómo se van separando las mezclas. Una vez fría, tapa y mete al refrigerador un par de horas, después retira, separa con ayuda de tus manos limpias y humedecidas y desmolda con cuidado. ¡A disfrutar!