Postres fríos

Postres vegetarianos: Así se hace un refrescante mousse de fresas y queso fresco

Este postre apareció por primera vez en un recetario de 1755, llamado 'Les soupers de la cour'
martes, 13 de julio de 2021 · 14:36

Estos días lluviosos por fuera, pero cálidos por dentro como los que estamos viviendo, la verdad nos orillan a ser creativos dentro de casa y eso sin duda incluye los bocadillos, postres y aperitivos que nos llevamos a la boca. La verdad es que no hay una mejor estación del año para probar postres, que el verano. Sobre todo, porque gracias al calor, bebemos más agua, consumimos cosas más frescas o más frutas y verduras, lo cual propicia que no subamos (tanto) de peso.

Y justo bajo esta premisa es que hoy venimos a compartir contigo la receta de un extraordinario postre vegetariano, dulce, ligero y delicioso. Se trata del mousse de fresa con queso fresco y la verdad nos complace decirte que es una de las mejores opciones para despedir la temporada de fresa que está a unas semanas de concluir.  Pero no te preocupes, que todavía hay cosas que podemos hacer, como el mousse que te enseñaremos a preparar. 

Los mousse son postres de origen francés que se preparan con base a las claras de huevo montadas a punto de nieve o crema batida. Su consistencia es esponjosa y el más popular es el de chocolate, pero actualmente existen de todos los sabores que te puedas imaginar. Hay diferentes tipos de mousse, pues aunque el término correcto para las espumas o aires son las llamadas Adrià por el apellido de su creador, también se usa mousse para referirse a estos postres.

Postre ancestral

? De hecho, la técnica de elaboración de espumas de Ferran Adrià se ha popularizado tanto en Francia, que ya en el uso común se diferencia entre la espuma con nata y clara de huevo, que conserva su tradicional nombre de mousse, y las espumas sin estos ingredientes, propias de la llamada gastronomía molecular, que se denominan y comercializan con los nombres de espuma o de écume (más cercano a escuma, la denominación en catalán del preparado, que también suele utilizar Adrià).

Este postre apareció por primera vez en un recetario de 1755, llamado Les soupers de la cour, del cocinero francés Menon, donde se describían tres mousses, de café, de chocolate y de azafrán, que se hacían con nata batida a la que se podía añadir claras de huevo. Se servían en unos vasitos de plata o vidrio que recomendaba guardar en hielo un par de horas hasta el momento de consumirlas, en un recipiente de hojalata hecho al uso.

Como ves, el postre mousse tiene una gran historia y tradición, que ha permitido que sigamos degustándolo hasta nuestros días con los más variados sabores. Es por eso que hoy traemos para ti este postre, con una consistencia y sabor únicos. La verdad es que la fresa es la fruta favorita de los postres y todo lo que toca se vuelve más acidito, dulce y delicioso. Por esta razón te invitamos a que pongas ¡Manos a la obra!

Ingredientes

  • 500 gramos de fresas
  • 500 gramos de queso fresco batido y desnatado
  • 5ml de esencia de vainilla
  • 2 g de grenetina sin sabor

¿Cómo se prepara?

  1. Lava muy bien las fresas, con suavidad, y sécalas con cuidado.
  2. Retira el rabito y trocéalas, pesándolas ahora para obtener medio kilo. 
  3. Tritura con un robot de cocina, picadora o procesador de alimentos, hasta tener un puré sin grumos de fruta.
  4. Incorporar el queso fresco batido desnatado, escurrido, y triturar un poco más para mezclar. 
  5. Se puede usar también yogur griego natural o cualquier otro, pero cremoso.
  6. Pon la grenetina sin sabor en el agua hirviendo. Remueve bien y reparte en moldes, vasos o un molde grande, según prefieras. 
  7. Esperar a que enfríe un poco y llevar al refrigerador, donde reposará por lo menos por dos horas. 

Otras Noticias