Postres

Pastel vasco con crema pastelera, receta para este postre tradicional

El pastel vasco se preparaba originalmente con un relleno de frutas, pero desde el siglo XIX se empezó a rellenar de crema pastelera
martes, 8 de junio de 2021 · 19:44

El pastel vasco es uno de los postres tradicionales de la cocina francesa y vasca que data del siglo XVIII, la localidad de Cambo, un territorio vascofrancés. Originalmente, este postre se estilaba relleno de fruta como higos, moras y cerezas, aunque después del siglo XIX se empezó a rellenar de crema pastelera.

En algunas recetas se preserva una especie de mermelada con estos frutos pero ya sobre la capa del pastel. La base para este pastel se llama masa sucrée, debido a que la mantequilla se calienta un poco antes de mezclarla con la harina, pero es sablée si se mezcla en frío, aunque parezca poco, el resultado en la textura es diferente entre uno y otro.

Si quieres aprender a preparar un postre tradicional de la cultura vasca-francesa, te invitamos a seguir la receta de este pastel vasco con crema pastelera, que puede parecer algo engorroso, aunque en realidad es más paciencia lo que se requiere porque lleva varios pasos, pero todos muy sencillos de hacer, especialmente si sigues practicando, así que ¡manos a la obra!

Pastel vasco

Ingredientes para la masa sablée:

  • 300 gramos de harina de trigo
  • 1 cucharadita de sal
  • 120 gramos de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 200 gramos de azúcar
  • 16 gramos de polvo de hornear
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla

Ingredientes para la crema:

  • 500 mL de leche
  • 1 ramita de vainilla
  • 4 yemas de huevo
  • 125 gramos de azúcar
  • 40 gramos de maicena

Ingredientes para dorar:

  • 1 yema

Lo primero es mezclar en un tazón la harina de trigo, la sal y el azúcar cernidas, una vez integradas añade la mantequilla a temperatura ambiente ayudada con tus manos hasta obtener una masa arenosa.

Enseguida agrega los huevos y la esencia de vainilla, amasa hasta obtener una bola, tapa con plástico autoadherible y mete al refrigerador.

Mientras pon en una ollita la leche con la ramita de vainilla, deja hasta que hierva.

En una cazuela agrega las yemas para la crema pastelera junto con el azúcar, bate hasta que estén de un color más claro, añade la maicena y mezcla.

Cuando la leche esté lista, retira la ramita de vainilla y sirve poco a poco a la mezcla de las yemas, pon la cazuela a fuego medio y no dejes de remover hasta que espese, por alrededor de 10 minutos.

Ahora engrasa y enharina el molde, saca tu masa del refrigerador y divídela en dos, una más grande que otra. La parte más grande extiéndela en la base del recipiente con tus manos enharinadas y en las paredes del molde, une y alisa.

Ya que está listo el molde verte la crema pastelera, cuida que no esté caliente, y alisa con una espátula la superficie. Dobla las orillas de la masa en las paredes del molde hacia adentro.

Con el otro pedazo de masa y ayudada por un papel encerado, estira con un rodillo para tener un círculo del tamaño del molde, coloca con cuidado este círculo, dejando que se pose sobre las orillas dobladas.

Pasa la yema batida sobre la superficie de la masa con ayuda de una brocha de cocina o una servilleta.

Mete al horno precalentado a 160 grados Centígrados por unos 40 minutos, después deja que se enfríe y desmolda. ¡A disfrutar!