Postres

Dulces mexicanos: receta para preparar un tradicional ate de guayaba

Para decorar otros postres o hacer bocadillos, el ate es uno de los dulces clásicos de la cocina que puedes hacer en casa
sábado, 5 de junio de 2021 · 18:30

México cuenta con una gran variedad de dulces tradicionales, los cuales en su mayoría están elaborados con frutas naturales que hacen resaltar todos sus sabores y que a simple vista son un verdadero manjar. El ate es un muy buen ejemplo de este tipo de preparaciones típicas que forma parte de diversas preparaciones e incluso puede funcionar a la perfección como un bocadillo en combinación con un poco de queso manchego. 

El origen del ate se sitúa durante la época del Virreinato en México, para imitar el dulce de membrillo tradicional de España, pero el cual solo se prepara con la fruta del mismo nombre. El estado de Michoacán es en donde nace esta particular preparación, la cual corrió a cargo de las monjas dominicas establecidas en la zona por el año de 1595, con la elaboración de un tipo de jalea a base de pulpa de frutas el cual era nombrado según el ingrediente que se usaba, pero todos tenían en común la terminación "ate". 

La forma de elaborar un ate es relativamente sencilla, ya que primero se tiene que cocinar la fruta con cáscara para hacer un puré que después será colado para eliminar algunas semillas que pudieron haber quedado, al final se endulza con piloncillo o azúcar hasta que se forme una base gelatinosa y firme que puede ser cortada en rebanadas y que por supuesto no puede faltar como parte de la decoración de la Rosca de Reyes. 

Ate de guayaba

Ingredientes: 

  • 1 kilo de guayaba
  • 2 litros de agua
  • Cáscara de 2 manzanas
  • 3 tazas de azúcar
  • Jugo de 3 limones

Preparación: 

1.- Lava muy bien las guayabas y retira la parte alta de las mismas. 

2.- Coloca las guayabas en una olla amplia junto con un litro de agua y deja cocinar hasta que comience a soltar el hervor y la fruta se suavice. Retira del fuego y deja enfriar a temperatura ambiente, enseguida cuela la preparación y cuela para eliminar las semillas que pudiera tener. Reserva. 

3.- En una cacerola coloca las cáscaras de la manzana y cocina por 15 minutos con una taza de agua. Retira del fuego, cuela para retirar las cáscaras y reserva el agua. 

4.- En una cacerola limpia, vierte el resto del agua junto con el azúcar y cocina a fuego lento revolviendo de forma constante para formar un jarabe. Una vez listo, añade el agua de las cáscaras de manzana el puré de la guayaba y el jugo de limón. Sigue la cocción por 45 minutos y mueve la misma de forma ocasional. Retira del fuego. 

5.- Mientras la mezcla está lista, cubre un molde cuadrado con papel encerado. Vierte la preparación que hiciste con cuidado en el molde y lleva a refrigeración por 24 horas para que tome la consistencia gelatinosa que caracteriza esta preparación. 

6.- Desmolda con cuidado y retira el papel encerado. Puedes usar el ate para decorar otras preparaciones o incluso usarlo como bocados en una cena casual junto con queso manchego.