Postres fríos

¿Te sientes triste? Prepárate este delicioso HELADO de café con chocochips

Te enseñaremos a preparar helado de café con chispitas de chocolate, mejor conocidas como chocochips
miércoles, 7 de abril de 2021 · 14:09

Con cada día que pasa en primavera, más y más se nos antoja algo fresco y dulzón para levantar nuestro ánimo, ése que se cae a veces por el encierro o por no ver a nuestras amistades tan seguido como quisiéramos. Lo cierto es que postres con café y chocolate, lo que hacen es despertarnos de una vez por todas y ponernos de buen humor no sólo por su sabor, sino porque en realidad son alimentos, que contienen nutrientes que producen estos efectos.

Y es que por más optimistas que seamos, hay momentos en la vida, que simplemente nos bajonean o nos ponen tristes, aunque sea momentáneamente y aunque lo más sano para estas emociones sea vivirlas, pasarlas y ya después recuperarnos, también existen momentos en los que necesitamos una ligera ayudita, sobre todo ahora que estamos en este aislamiento sin charlas y sin ver a nuestros seres queridos para desahogarnos.

Para esas tardes en las que necesitamos una compañía dulce y reconfortante, un abrazo o una sensación cálida, existe el chocolate. Cuenta la leyenda, que tuvo su origen en México, cuando el Dios Quetzalcóatl regaló un árbol de cacao a los hombres, que años después clasificó como Theobroma Cacao, que en griego significa  “alimento de los dioses”. Por regla general, se denomina chocolate al producto final del procesado del fruto.

Cocolate, el mejor compañero del café

Durante la época del declive de estas culturas precolombinas, y comenzada la conquista de América, tras la conquista de México, el conocimiento del chocolate llegó a Europa mediante el monopolio inicial creado por Portugal sobre el comercio del cacao. En España cambió a la fórmula inicial, la cual se le endulzaba con azúcar de caña y aromatizaba con canela, logrando inicialmente una gran aceptación social.  El chocolate es el alimento originario de Mesoamerica , que, comparativamente con otros, se incorpora con mayor popularidad en la sociedad europea del siglo XVII

Por su parte, el café, una bebida de origen etíope no puede cargar más misticismo en su ser, por lo que es un compañero perfecto del chocolate, pues surgió también entre las tribus y rodeado de mitos y leyendas. Los ancestros etíopes de la actual tribu oroma fueron los primeros en haber reconocido el efecto energizante de la planta de café nativa la cual preparaban con sal debido al poco comercio que existía con el azúcar.

Mientras tanto, el chocolate permaneció en estado líquido, como bebida, hasta bien avanzado el siglo XIX. Concretamente en 1828, cuando fue empleada la prensa hidráulica en la extracción de la manteca de cacao. Los descubrimientos técnicos posteriores, realizados en Europa, mejoraron su manipulación y conocimientos para elaborar los primeros confites de este sabor y después todo tipo de productos con él. Por eso, podemos decir que la receta de hoy, contiene la energía y misticismo del café, como trocitos de paraíso, o sea, de chocolate, con el permiso de Quetzalcóatl, porque justamente te enseñaremos a preparar helado de café con  chispitas de chocolate, mejor conocidas como chocochips.

Ingredientes

  • 1/3 litro de nata liquida o crema de leche
  • 400 ml de leche condensada
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 1 cucharada de café instantáneo expreso
  • 1 cucharada de agua fría
  • 2 cucharadas de licor sabor café
  • 100g de chispas de chocolate

¿Cómo se prepara?

  1. Coloca el café instantáneo en un bol junto con el agua y el licor sabor café. Mezcla bien con una cuchara para que se disuelva.
  2. Ahora pon la leche condensada en un recipiente junto con el café disuelto y mezcla muy bien con ayuda de una espátula. Deja reposar.
  3. En otro recipiente monta la nata fría junto con el azúcar y cuando esté montada mezcla con la leche condensada con una espátula con movimientos envolventes.
  4. Una vez que esté todo bien mezclado, agrega las chispas de chocolate y vierte el helado de café con chocolate en recipientes metálicos.
  5. Cubre con papel film y lleva al congelador hasta el otro día.