Postres

Arroz con leche sin azúcar, una receta sencilla y saludable para compartir

Un bocado dulce siempre es bienvenido después de una buena comida o como un antojo de media tarde
martes, 6 de abril de 2021 · 14:50

El arroz con leche es una de las preparación típicas mexicanas que no pueden faltar a la hora del postre, sin embargo, es una tradición española que hemos adoptado como nuestra. La llegada de este delicioso postre dulce se debe a los intercambios gastronómicos durarte la época de la colonia, aunado al establecimiento de sembradíos de arroz que ayudaron a que su consumo se integrara en nuestra alimentación. 

Sobre el origen o la primera preparación de este postre no hay nada claro, ya que existen registros de una preparación muy similar en Asia la cual se hacía con una mezcla de arroz, leche de coco, azúcar y mango. En Europa la llegada de este tipo de alimentos se da durante el siglo XIII por los viajes comerciales que se realizaban desde el oriente a Francia, desde donde comenzó a popularizarse y expandirse por el resto del mundo. 

Como es común, en México la preparación del arroz con leche comenzó a popularizarse e incluso a usar ingredientes propios que le dan un toque muy especial, por lo que se quedó como uno de los postres que no puede faltar dentro de la gastronomía local. Ahora que si quieres aprender a prepararlo de forma mucho más saludable o si no puedes consumir azúcar por problemas de salud, aquí hay una solución que te ayudará a seguir consumiendo este postre dulce. 

 

Arroz con leche sin azúcar

Ingredientes: 

  • 1 1/2 de leche entera
  • 150 gramos de arroz
  • 50 gr de dátiles sin hueso
  • 2 ramas de canela
  • 1 corteza de limón
  • 1/2 corteza de naranja
  • Canela en polvo para decorar

Preparación: 

1.- Lava el arroz con agua caliente hasta que el agua salga lo más limpia posible. Escurre muy bien y reserva. 

2.- En una olla coloca un vaso de leche y deja calentar a fuego medio. Una vez que la leche esté caliente (sin llegar a hervir), añade los dátiles y deja cocinar a fuego bajo por unos 10 minutos o hasta que los dátiles se ablanden ligeramente. Una vez listo, vierte en la licuadora y procesa por un par de minutos hasta que todo se integre formando una especie de salsa dulce. 

3.- En un olla amplia, coloca el resto de la leche junto con las rajas de canela y la corteza del limón y la naranja, así como la salsa dulce que hiciste previamente. Deja cocinar por 10 minutos a fuego bajo sin que llegue al hervor. 

TIP: Las cáscara de limón y naranja no deben contener partes blancas ya que esto solo hará que la preparación tome un sabor ligeramente agrio. 

4.- Una vez que la leche esté bien caliente, vierte el arroz que previamente lavaste y escurriste. Deja cocinar por 15 minutos y revuelve de forma ocasional para evitar que el arroz se pegue o se queme en el fondo de la olla. Una vez pasado el tiempo, retira las cáscaras. 

5.- Deja que la mezcla se reduzca un poco para que tome la consistencia deseada y el arroz esté muy suave. Retira del fuego y coloca en moldes individuales o deja enfriar a temperatura ambiente. 

6.- Sirve al gusto y termina de decorar con la canela en polvo para darle un toque extra de sabor. Disfruta.