helados

Aprende a preparar este delicioso HELADO de vainilla con cerveza

El sabor se encuentra entre lo dulce de la vainilla y lo amargo de la cerveza
lunes, 19 de abril de 2021 · 15:04

Con tanto calor, cada día nos sentimos con más sed y más cansados. Esto no es algo que podamos controlar nosotros, pero lo que sí podemos es hacer algo para calmar o mantener nuestras sensaciones bajo control. Particularmente con el clima, ya sea calor o frío, pues el humano se ha adaptado a todo desde tiempos inmemoriales, mostrando gran capacidad de inventiva a la hora de salir de los problemas

La creatividad es muy necesaria en toda la comida y para que esto pueda fluir, es indispensable que se nos quite el miedo a hacer combinaciones. Muchas, todas las que sean necesarias, pero a veces estigmatizamos algunos ingredientes y no nos permitimos mezclar todo lo que se nos ocurra, cuando es precisamente esto último, la clave de la libertad creativa, tan necesaria en la cocina, donde a veces gracias a accidentes o a aventureros culinarios, podemos degustar auténticos placeres culinarios. 

Y justo en el terreno de las mezclas está la receta que te traemos el día de hoy, que se encuentra entre lo dulce de la vainilla y lo amargo de la cerveza. Una combinación, que podría no existir, pero lo hace y además nos deja un excelente sabor de boca. Sobre todo, porque a nadie se le ocurriría mezclar estos dos ingredientes, pero una vez que hay un valiente que se atreve, el resto son puras personas que replican al original, porque los resultados fueron formidables

Hoy te enseñaremos a preparar helado de vainilla con cerveza. ¡Sí, lo sabemos, suena extraño, pero seguro cuando lo pruebes, se te olvidarán todas tus preocupaciones. Incluyendo esa mueca que le acabas de hacer a este postre que podría ser la segunda ambrosía, o alimento de los dioses para paladear en esta temporada de calor primaveral incesante, que no nos deja ser "frías como el viento, ni peligrosas como el mar". 

El tiempo de preparación de esta receta es de 45 minutos, no es rapidísimo, pero tampoco muuuuy tardado. Es para 4 porciones y bien puede durarte hasta una semana si es para ti nada más. Claro que si es para toda tu familia, probablemente necesites preparar un poco más. Sin embargo, lo mejor es que leas detenidamente las instrucciones e ingredientes necesarios para prepararlos y decidas la porción adecuada para tus necesidades. ¡Toma nota!

Ingredientes

  • 12 oz cerveza negra como Guinness Stout
  • 2 tazas crema para batir (30% to 35%) 
  • 2 tazas leche (entera) 
  • 3/4 taza azúcar (blanco) 
  • 1 vaina de vainilla dividida por la mitad longitudinalmente
  • 6 yema(s) de huevo 

¿Cómo se prepara?

  1. En una olla grande, agrega la cerveza y cocine a fuego lento hasta que se reduzca por 3/4 en volumen (aproximadamente 7-8 minutos).
  2. Combina la crema, la leche, el extracto de vainilla y el azúcar en una cacerola pesada. Lleve a una ebullición suave a fuego medio. Retire del fuego.
  3. Bate las yemas de huevo en un tazón mediano. Bate una 1 taza de la crema caliente en las yemas de huevo. Añada poco a poco la mezcla de huevo en una secuencia lenta, constante, a la crema caliente.
  4. Cocina a fuego medio-bajo, revolviendo ocasionalmente, hasta que la mezcla espese lo suficiente para cubrir la parte de atrás de una cuchara y llegue a 77 C (170 F). en un termómetro de lectura instantánea, unos 5 minutos.
  5. Retira del fuego y cole por un colador de malla fina en un recipiente limpio. Cubre con papel plástico, presionando contra la superficie para evitar la formación de una piel. Enfría en el refrigerador durante 2 horas.
  6. Retira la mezcla de la crema del refrigerador y añada la reducción de cerveza, batiendo hasta que estén bien mezclados. Verte en el tazón de una máquina de helados y congele de acuerdo con las instrucciones del fabricante.
  7. Traslade a un recipiente hermético y congelar hasta que esté listo para servir. Refrigerar.

¿Con qué puedes acompañar?

Este helado lo puedes servir en barquillo o vaso, según te guste. También puedes acompañarlo con un delicioso licor de café o hasta con una cerveza, para hacer honor al nombre. Es un postre perfectamente bien equilibrado y con mucho potencial para acompañarte esas tardes calurosas, mientras te tomas un trago y lees tu libro favorito. Otros tipos de alcohol que van con este trago pueden ser los whisky o cognac.

Otras Noticias