Gelatina

Consiéntete con esta receta de una refrescante gelatina de grosella natural

La baya silvestre es baja en calorías y muy rica en fibra en y vitamina C
jueves, 15 de abril de 2021 · 12:06

El calor más intenso de cada día sólo nos orilla a querer diferentes postres cada vez más frescos y más ricos. Y aunque hay decenas de ellos, la gelatina es uno de los más ligeros, pues la puedes comer tanto antes, como después del desayuno, comida o cena. Es un alimento que parece nunca pasar de moda, pues se reinventa con los años y además tiene un sin número de beneficios para la salud. 

Cuando consumes gelatina, tu digestión puede mejorar, así como tu salud ósea y otros beneficios. Según con los expertos de la salud, las bondades de la gelatina se las debemos a la grenetina, que es su elemento principal y una sustancia que aporta colágeno, que se extrae de la piel de ciertos animales. El colágeno, por ejemplo es una proteína capaz de aportar nutrientes complementarios útiles para la piel, uñas, cabello, huesos o cartílago, que ayudan a que estos sean más saludables. 

Hay muchísimos tipos y sabores de gelatina y se pueden preparar tanto con fruta natural,como con esencias artificiales. Las favoritas casi siempre serán las gelatinas de frutos rojos, como la de fresa, grosella, sandía, frambuesa o cereza. Tienen un sabor agridulce, capaz de conquistar cualquier paladar y por eso hoy traemos hasta tu pantalla una receta deliciosa de gelatina sabor grosella, que es capaz de quitarte el mal humor que nos provoca el clima cálido. 

La grosella es una fruta que es atractiva a la vista aún desde que no ha sido cosechada. Es parecida a la cereza, pero ligeramente más grande. Su sabor es astringente y muy, pero muy refrescante. Cuando madura puede ser un laxante, tónico y depurativo. Su jugo se solía usar se utiliza tradicionalmente en medicina natural como remedio para bajar la fiebre. La baya silvestre es baja en calorías y muy rica en fibra en y vitamina C.

Esta fruta es además un buen recurso para las personas que siguen una dieta para adelgazar, así como para las que necesitan hierro, puesto que la vitamina C facilita la absorción de este mineral. Posee 32 kilocalorías, 0.2 gramos, 3.5 gramos de fibra, 257 mg de potasio, 29 mg de calcio y 36 mg de vitamina C. Su jugo también se utiliza para el dolor de garganta y la grosella blanca, por ejemplo es famosa por ayudarte a aliviar las dolencias de vías urinarias

Hoy te enseñaremos a preparar una exquisita gelatina de grosella, que seguramente te deleitará a ti y a la persona con quien la quieras compartir, pues es un platillo que se presta para eso. Además, la puedes combinar con un sin fin de bebidas, como un vino tinto joven, licor de rompope, pistache o fresa. Es un postre bastante dócil que combina incluso con leche o con un refrescante té helado. 

Ingredientes

  • 150 gramos de grosella roja
  • 600 ml de azúcar al gusto
  • 2 cucharadas de grenetina sin sabor
  • 1 cucharada de jugo de limón 

¿Cómo se prepara?

  1. La gelatina se debe remojar en agua durante treinta minutos antes de hacer un postre.
  2. Usa aproximadamente dos vasos de agua para esta receta para 2 cucharadas de gelatina.
  3. Lava las grosellas y muele a través de un tamiz. Vierte la masa de grosella en un recipiente esmaltado, llénalo con un vaso de agua y prende fuego.
  4. Una vez que hierva la masa, cocina todo durante unos cinco minutos, revolviendo con una espátula. Cuela las grosellas a través de una gasa, agrega azúcar al gusto, jugo de limón al caldo resultante, enciende y hierve nuevamente con fuego lento. 
  5. Retira la espuma resultante e inyecta gelatina. Revuelva el líquido hasta que esté completamente disuelto. Agrega jugo de bayas, mezcla nuevamente y vierte en formas.
  6. Pon la gelatina a enfriar. Sirve tal gelatina de grosella roja con bayas frescas o una hoja de menta.

Otras Noticias