helados

Refresca tu día con estas paletas heladas de alfalfa, piña y pingüica

Tiene un sabor tan exquisito, refrescante y rehidratante, que debes de darle una oportunidad a esta paleta
martes, 13 de abril de 2021 · 16:28

"¡Que vengan los bomberos que me estoy quemando, que vengan los bomberos, esto es un incendio!" Pensamos todos ya en este momento sin importar qué tan vieja es esa canción, que describe mejor que nunca lo infernal de este calor. Quizá si viviéramos en estados como Chiapas o cualquier otro del sur del país, o hasta del bajío, estaríamos más que acostumbrados al clima cálido, pero esto no es así y nosotros los citadinos, tenemos que adaptarnos a todo. 

Pero nada es imposible. Por eso, existen algunos postres que nos transporta a cualquier lugar más fresco que lo que vivimos actualmente. Y a menos de que seas de otro planeta, no es posible que no hayas probado alguna paleta helada una vez en tu vida, por lo que seguro a estas alturas de la primavera piensas que son fantásticas, pero tenemos que decirte que sin importar de qué sabor haya sido la paleta, aquellas con sabores exóticos son las mejores. 

Si no nos crees, sólo pregúntate ¿Por qué la piña conquistó Europa y se convirtió en un símbolo de lujo que se coloca en la puerta de la casa de las familias acaudaladas? La verdad es que cientos de años, que era una fruta exótica, que llegó a manos de los españoles en sus primeros viajes a América y que les gustó tanto, que decidieron llevarla a España para tratar de sembrarla allá, pero esa es sólo una muestra de lo mucho que llegó a significar para ellos.

Piña, una fruta exótica que conquistó al mundo

Cuando se empezó a difundir por Europa, era una fruta tan cara, que estaba considerada un artículo de gran lujo, porque al presentar dificultades de cultivo, las buenas eran importadas de América y eran muy caras. Eran tan codiciadas, que incluso el rey Carlos II de Inglaterra posó para un retrato oficial en un acto que era simbólico del privilegio real: recibir una piña como regalo. Y no sólo esto, en aquel tiempo, se convirtió en un símbolo de generosidad, pues los marineros desembarcaban en un puerto, siempre buscaban casas con piñas colgadas en la puerta, sinónimo de comida o alojamiento.

Y no nos dejarás mentir, ¡Tiene un sabor exquisito, refrescante y rehidratante! Ahora, ¿Te imaginas a qué sabe si la combinas con otra fruta exótica, como lo es la pingüica? o mejor aún, ¿Si le agregas a esto jugo de naranja? El sabor es tan exótico, que dudamos que alguna vez lo hayas probado, sin embargo, esta es tu oportunidad, pues para eso te traemos una deliciosa receta para que prepares unas paletas de hielo sabor piña, naranja y pingüica.

Si no sabes qué es la pingüica, ahora mismo te lo decimos: Se trata de una baya en forma de manzana pequeña, que crece en arbustos. Estos llegan a medir hasta tres metros de altura y en México pueden crecer de manera silvestre en las regiones áridas del país. Sus hojas  y tallos se parecen mucho al encino y se puede encontrar en cualquier mercado popular, especialmente en los estados centrales del país, casi siempre en polvo.  Y ahora que sabes de qué se trata ¡Manos a la obra!

Ingredientes

  • 1 taza de cubos de piña
  • 1 taza de hojas de alfalfa
  • 1 cucharada de pingüica
  • 3 cucharadas de miel de abeja
  • 1 taza de agua

¿Cómo se prepara?

  1. Licúa todos los ingredientes hasta obtener una mezcla tersa.
  2. Vierte en moldes para paleta.
  3. Congela por una hora e inserta un palito.
  4. Regresa al congelador por tres horas más o hasta que estén firmes.
  5. Congela hasta servir.

Otras Noticias