Postres fríos

¿Cómo preparar pastel de nata SIN HORNO? Sigue esta deliciosa receta

Lo más sorprendente de esta receta es el resultado con pocos ingredientes y una fácil preparación, realmente deliciosa
miércoles, 31 de marzo de 2021 · 15:04

La vacación es sinónimo de descanso, diversión y frescura. Sobre todo ahora que ya estamos más que metidos en la primavera, que se abrió paso desde inicios de marzo. Pero más que eso, ya están por empezar las típicas lluvias de abril y las mismas que les caen de perlas a todos los cultivos y plantas en general. Sin mencionar, que ayudan a refrescar el ambiente caluroso que parece querernos fastidiar por siempre, si es que no estamos acostumbrados a vivir con un clima así. 

Pero con la llegada de la lluvia, cambian nuestros antojos y ahora en lugar de desear helado y aguas todo el tiempo, puede ocurrir, que se nos apetezca comer un pastel frío junto con un . ¿Te ha pasado? Porque a nosotros sí y muchas veces. Por eso, ya empezamos a armar nuestro repertorio de panes y pasteles, pero los favoritos son los que no llevan horno, para ahorrar tiempo de elaboración y aumentar el rato de deleite. 

Hoy te daremos la receta del pastel de nata ¡SIN HORNO! Esto es emocionante, porque sabemos que lo vas a disfrutar muchísimo en esta temporada vacacional, pues te entretendrá un rato, pero ya cuando esté listo, podrás disfrutarlo y compartirlo con quien tú quieras y comerlo mientras ves alguna serie romántica como Bridgerton o simplemente mientras tomas el té junto con una buena plática. Da igual. Si algo sobra en esta vida son pretextos para comer pastel.

Lo más sorprendente de esta receta es el resultado con pocos ingredientes y una fácil preparación, realmente deliciosa.  La elaboración además es mucho más rápida y es ideal para cuando tienes compromisos pequeños, si estás cansada de comprar las mismas cosas y probar lo mismo después de un año de confinamiento obligatorio por la pandemia de Covid-19, que aún nos orilla a mantenernos en nuestras casas. Pero no te angusties y mejor ¡Toma nota!

Ingredientes

  • 170 gr de galletas maría
  • 80 gr de mantequilla
  • 500 ml de nata
  • 190 gr de leche condensada
  • 8 gramos de grenetina sin sabor 
  • virutas de chocolate
  • galletas molidas

¿Cómo se prepara?

  1. Tritura o muele las galletas y funde un poco la mantequilla en el micoondas y en un recipiente la juntamos con las galletas trituradas. Mezcla bien hasta que quede una mezcla homogénea. 
  2. Coloca la mezcla en el molde que usarás para el pastel. Recomendamos que sea uno de 22-24 cms de diámetro. Puedes aplastar la mezcla con un vaso o con tus manos, pero que quede tan uniforme, como sea posible.  La base debe de quedar completamente cubierta. 
  3. Reserva la nata lo más firme posible en el refrigerador
  4. Ponemos en un cazo, a fuego suave, la leche condensada. Justo cuando empiece a hervir agrega la grenetina sin sabor y  movemos bien hasta que la gelatina se haya disuelto e integrado por completo. Dejamos templar hasta que esté a temperatura ambiente.
  5. Sacamos la nata del refri. Le añadimos la mitad de la leche condensada y mezclamos, con movimientos suaves y envolventes para que no se nos baje la nata. Añadimos el resto de la leche condensada y movemos de nuevo.
  6.  Vierte esta mezcla sobre la base de galletas, procurando que quede uniformemente repartida. Metemos en el frigorífico de nuevo hasta que cuaje.
  7. Tardará unas 2 ó 3 horas en hacerlo, pero si quieres, puedes dejarlo hasta el día siguiente para conseguir un mejor resultado. 
  8. Sirve y decora a tu gusto con las galletas molidas y las varitas de chocolate.


Tips 

Para que la nata agarre bien es imprescindible que esté muy fría, por lo que te recomendamos meterla al refrigerador unos quince minutos mínimo antes de que vayas a utilizarla.  También, te recomendamos revises de qué ingredientes y utensilios dispones antes de empezar la receta, ya que si no lees todo con detenimiento, podrías toparte con algo que no tengas y en lo que lo consigues, podrías perder más tiempo.

Si lo deseas, también puedes decorar tu pastel con canela en polvo o chispitas de chocolate. Estas últimas le van muy bien, pues le dan un toque semiamargo a tu postre y además le van muy bien al sabor de la nata, que se equilibraría. También puedes agregar un poco de nuez molida o hasta aritos de chocolate. El límite de tu decoración siempre va a estar en tu imaginación, porque todo depende de los gustos.