Postres

Scones con arándanos, una receta tradicional inglesa que puedes disfrutar en casa

Ya sean dulces o salados, esta preparación es perfecta para acompañar con una buena taza de té
jueves, 25 de febrero de 2021 · 17:19

Si eres fan de los postres dulces y la cocina internacional, seguro quieres intentar hacer las recetas más icónicas de todo el mundo. En este caso los scones son una preparación clásica de Reino Unido, la cual por lo general se ofrece para acompañar en la hora del té. Por su textura crujiente y suave, esta masa se puede combinar con preparaciones dulces como frutas frescas, mermeladas o hasta productos salados como el tocino, así que hay para todos los gustos. 

Los scones se pueden untar con un poco de mantequilla o nata para darles un toque extra de sabor, y contrario a lo que se podría creer se trata de una preparación muy sencilla que puedes intentar en casa. En su forma común, estos se sirven en forma triangular y abierta por la mitad, pero también pueden ser redondos o cuadrados según lo prefieras. Es por esto que a continuación te compartimos una receta de scones de arándanos para que la disfrutes cuando quieras. 

Scones con arándanos

Ingredientes: 

  • 250 gramos de harina de trigo
  • 200 gramos de mantequilla fría
  • 100 gramos de arándanos, lavados
  • 50 gramos de azúcar blanca
  • 30 ml de leche fría
  • 2 huevos
  • 5 gramos de polvo para hornear
  • 1 cucharadita de sal

Preparación: 

1.- Precalienta el horno a 180ºc. 

2.- En un bowl coloca el harina junto con el azúcar, polvo para hornear y la sal. Mezcla muy bien para que todos los ingredientes se integren. 

3.- Añade la mantequilla en cubos mediados y con ayuda de una espátula de repostería mezcla muy bien la preparación. Recuerda que en este paso se busca tener una especie de arena, por lo que debes cuidar que en caso de usar las manos no agregues calor a la preparación. 

4.- Bate los huevos en un tazón y reserva unas 3 o 4 cucharadas de la misma, ya que estas últimas servirán  para barnizar los scones antes de llevarlos al horno. 

5.- En la mezcla de harina y mantequilla que hiciste previamente, haz un hueco en el centro y vierte los huevos batidos junto con la leche. Sin amasar, integra los ingredientes con movimiento envolventes, hasta lograr una masa suave que se despegue de forma sencilla de los bordes del tazón. 

6.- Vierte los arándanos en la preparación e integra con movimientos cuidadosos, ya que no quieres hacer un puré con la fruta, sino dejarla lo más intacta que se pueda para que se aprecien los trozos en cada mordida. 

7.- Estira la masa sobre papel encerado de cocina hasta forma una pieza redonda de unos 3 centímetros de espesor. Corta de forma triangular en 8 partes, como si estuvieras cortando una pizza. Coloca en la charola para horno y separa cada una de las piezas, para tener triángulos perfectos. Debes dejar un espacio de unos 2 centímetros entre cada uno. 

8.- Con un pincel de cocina, barniza los scones y lleva al horno a cocinar por 20 minutos o hasta que estén dorados. Retira del horno y deja enfriar. 

9.- Sirve y si lo deseas puedes acompañar de un poco de nata fresca o montada bien fría. Disfruta.