Postre mexicano

Limones cristalizados rellenos de coco, un postre muy mexicano para tus fiestas

Los limones rellenos de coco son un dulce típico cristalizado con gran tradición, descubre un poco de su historia y prepáralos en esta fácil receta
domingo, 6 de septiembre de 2020 · 13:02

Los limones rellenos de coco son o; regularmente éstos pueden ser encontrados en los mercados o verbenas nacionales, por lo que en las fiestas patrias es fácil encontrarlos de venta. Este año podría ser complejo salir a celebrar las fiestas patrias como lo hacemos de forma anual, por lo que si quieres llenar de colores y sabores nacionales tu hogar te recomendamos prepararlos en casa.

Se dice que la historia del dulce cristalizado se remonta a la época prehispánica, ya que los pueblos precolombinos preparaban algunos dulces, mezclando frutas, miel y semillas, aunque con la Conquista Española hubo una mezcla de productos que derivó en lo que hoy conocemos. La tradición de estos dulces es típica del pueblo Santa Cruz Acalpixca, situado a diez minutos de Xochimilco en la Ciudad de México, donde las familias los preparan de forma tradicional.

La preparación de muchos de estos dulces consiste en poner las frutas a reposar por una noche en agua con cal u óxido de calcio para que la fruta no se rompa y luego se preparan en un almíbar; sin embargo, en esta ocasión no utilizamos la cal, ya que al ser poca cantidad la que se prepara no requiere más que de cuidado para no romper la cáscara del limón, que tiene una estructura menos suave que otras frutas. Prepara esta deliciosa receta en casa y descubre lo fácil que es hacerla.

Limones cristalizados con coco

Ingredientes para los limones:

9 limones

250 gramos de azúcar blanca

Colorante vegetal verde en polvo

1 litro de agua

Ingredientes para el coco:

250 gramos de pulpa de coco fresco

1 taza de agua

3/4 de taza de azúcar

Lava muy bien los limones y pártelos, puede ser a la mitad o haciendo un corte en cruz en una punta, lo siguiente es sacarles el jugo a todos los limones e ir reservando las cáscaras. Este jugo no se emplea en esta receta, pero puedes usarlo para preparar un agua de limón, marinar un pescado o hacer una michelada, por ejemplo. Ya sin jugo quítales la pulpa a todos los limones, con cuidado de no romper la cáscara.

En una olla grande puesta a fuego alto, agrega el agua y el azúcar y menea para disolver el azúcar, una vez que se ha disuelto añade una cucharadita de colorante vegetal verde en polvo y vuelve a menear, deja que hierva, una vez que el agua llegue a su punto de ebullición introduce las cáscaras de limón, baja el fuego y menea de vez en cuando, deja por 50 minutos o cuando veas que la cáscara se ha suavizado y el color del limón se intensificó. Retira del fuego y deja que se enfríe.

Por otra parte, ralla la pulpa de coco fresco y reserva. Coloca una cazuela a fuego alto con el agua y el azúcar, añade el coco rallado y mezcla, integra todo muy bien y menea regularmente para que la ralladura se integre con el azúcar, deberás hacer esto hasta que el agua se vaya resecando, el coco vaya tomando un aspecto transparente y cuando se vea como una ralladura en almíbar, entonces, retira del fuego.

Saca tus limones y deja que escurran el agua, mientras esto sucede el coco también se irá enfriando. Después de unos minutos rellena tus limones, si le hiciste el corte en cruz sólo introduce el coco con cuidado para no romper la cáscara, si los cortaste por la mitad, rellena un poco de ambas y luego únelas por un lado, dejando más limón de un lado que del otro, para que se vea como si se estuviera abriendo. Puedes presentarlas en un plato mexicano, ¡estarán listas para disfrutar!

 

Otras Noticias