Postre mexicano

Chancleta, la receta del tradicional postre maya hecho con chayote

Usualmente tenemos relacionado al chayote con guisos salados, pero este postre maya es una excelente oportunidad para descubrir el potencial del fruto
jueves, 17 de septiembre de 2020 · 15:17

La variedad de recetas para preparar postres mexicanos es tanta como lo hay municipios en el país y la chancleta es un claro ejemplo de ello, pues a pesar de que es muy típico, es un postre poco difundido y conocido en México, aunque se trata de una receta tradicional maya muy rica que se prepara principalmente en Chiapas y que se consume también en Centro y Sudamérica, en países como Honduras, Guatemala y Costa Rica.

El chayote era un fruto muy apreciado en las culturas precolombinas, donde formaba parte de la dieta regular de los indígenas; su término proviene de dos vocablos del náhuatl, huitz y ayotl, que juntos significan "calabaza con espinas", por lo que en la castellanización se le llamó chayotl. La preparación de la chancleta es muy sencilla y no se requieren demasiados ingredientes, pero se ocupa la variedad del chayote con espinas.

En esta receta se conserva la cáscara del chayote, por lo que es fundamental lavarla muy bien y para ello es recomendable utilizar una escobetilla de zacate, de tal forma que la fibra entre hasta la piel que recubre la pulpa, luego ésta se cuece en agua, lo que suaviza el fruto. Aunque usualmente tenemos relacionado el chayote para preparados salados y como guarnición, la chancleta es un postre delicioso gracias a que en sí, el chayote no tiene un sabor ni salado ni dulce.

Te invitamos a preparar esta receta de la tradición maya y descubrir por qué resulta un manjar para quienes lo prueban.

Chancleta

Ingredientes:

3 chayotes con espina

1 trocito de canela

1 y 1/2 cucharadas mantequilla

4 cucharadas de azúcar

3 cucharadas leche en polvo

4 cucharadas de esencia de vainilla

Pan molido

Pasitas

Lava perfectamente los chayotes con espina, puedes ocupar una escobetilla para entrar bien entre los picos, luego colócalos en una olla con suficiente agua y 1 trocito de canela a fuego alto por alrededor de una hora y media. Cuando estén bien cocidos sácalos y pártelos a la mitad por la parte más larga, desecha el corazón y luego, con la ayuda de una cuchara, raspa la pulpa tierna y deposítala en un recipiente hondo.

Agrega la mantequilla, el azúcar, la esencia de vainilla, la leche en polvo y machaca todo muy bien, hasta obtener un puré, una vez que esté listo, rellena las cáscaras de los chayotes con esta mezcla y colócalos en una charola con papel mantequilla, enseguida espolvorea cada uno con el pan molido y decora con las pasitas y mete al horno a 180ºC por alrededor de 20 minutos o hasta que se vea dorada la superficie.

¡Escucha nuestro último podcast de Punto Saludable!