Postres

¿Cómo hacer un pay de queso frío? Aquí te damos una receta deliciosa

El pay de queso es un delicioso postre también conocido como cheescake, que puede ir bien acompañado por alguna fruta o saborizante, o servirse solo
martes, 9 de junio de 2020 · 11:35

El pay de queso es un delicioso postre hecho con base en un queso suave, como el queso crema, el Ricotta o requesón, según la receta y los gustos de quien lo prepara, aunque puede hacerse con diversos sabores para crear recetas únicas como el pay de limón que se prepara con jugo y ralladura de este cítrico, o de frutos rojos con un molido de fresas, frambuesas y zarzamoras para crear una mermelada.

Se tiene la teoría de que cocinar un pastel con queso pudo haber sido una realidad en la Antigua Grecia, es decir, entre el 1200 al 142 antes de Cristo, ya que el médico griego Aegimus escribió un libro sobre el arte de hacer queso, mientras que el escritor, político y militar Catón el Viejo (234 a 149 antes de Cristo), detalló en su manual De Agri Cultura recetas de tres pasteles para usos religiosos, uno de ellos de placenta que era el más parecido a los pasteles de queso con una corteza que se prepara por separado de su relleno.

Más tarde, hacia el 776 antes de Cristo, se sabe que en los primeros juegos olímpicos de la historia se preparó un pastel proteico con base en queso, un delicioso postre que comenzó a extenderse por Europa luego de que los romanos conquistaron Grecia, aunque conforme se extendían por otros países, los colonizadores descubrieron que existían otras técnicas en los diversos lugares sobre crear un pastel de queso. Si esto te resulta interesante, prueba a hacer el tuyo.

Pay de queso frío

Ingredientes para la base:

170 gramos de galletas Marías molidas

Tres cucharadas de mantequilla derretida

Tres y media cucharadas de azúcar

Ingredientes para el relleno:

Un paquete de queso crema

Una lata de leche condensada

Una cucharadita de esencia de vainilla

Dos cucharadas de grenetina

Media taza de crema ligeramente batida

Prepara tu pay en un molde desmontable, ya que no podrás voltearlo una vez que lo termines, sino que tendrás que servirlo sobre su base, así que antes de montarlo coloca en el fondo un papel para hornear. En un bowl aparte mezcla los ingredientes para la base hasta que quede una pasta suave y ligeramente humectada. Agrega en tu molde esta pasta de forma homogénea y presiona hasta compactar, ya que esta será la base de tu pay, y mete el molde al refrigerador.

Pon a remojar tu grenetina en media taza de agua tibia hasta disolver perfectamente y licúala con el queso crema, la leche condensada y la crema hasta que todo se incorpore, saca tu recipiente del refrigerador y vierte en él el batido, golpea el molde ligeramente en la mesa para que se asiente la mezcla y se rompan las posibles burbujas, luego cubre con papel aluminio, congela por una hora y luego bájalo al refrigerador por 30 minutos.

Para servirlo te recomendamos adornar con alguna fruta o servirlo solo, para darle un toque más clásico.

 

Otras Noticias