Churros

¿Quieres algo dulce? Prueba estos deliciosos churros en casa

Los churros son muy típicos de España y México, pero su origen no corresponde a estos países, descubre un poco de historia y deléitate con esta receta
miércoles, 3 de junio de 2020 · 12:43

A diferencia de lo que pueda pensarse, los churros no son originarios de México ni España, y aunque se desconoce el lugar exacto en donde se hicieron por primera vez, la teoría más aceptada es que pertenecen a China, pues en el siglo XIX ya existía un pan frito muy parecido llamado you taio, el cual también era alargado, aunque salado y se ocupaba para acompañar el desayuno típico del país, es decir con sopa de arroz o leche de soja.

Con las rutas de comercio, el you taio llegó a las costas de España, donde se cambió la receta sustituyendo sal por azúcar, e incluso, en algunos lugares se cambió su forma y se crearon las "porras", un postre muy típico de ese país, los cuales son muy parecidos aunque sin las características líneas del churro y normalmente fritas como una espiral alargada. Respecto al postre que nos ocupa, se sabe que las primeras churrerías establecidas en forma datan del siglo XIX en Zaragoza, España.

De ahí que se ligue el origen de los churros con el país europeo, además de que tomaron su nombre de las ovejas churras, una raza ovina originaria de Castilla y León, autóctona de la península ibérica. La gente, y en especial los ministros evangelistas, comenzaron a llamarlas "ovejas fritas", pues los pastores preparaban este pan debido a que les era más fácil freírlos en las sencillas hogueras que tenían a elaborar un pan en horno de leña.

Con la llegada de Hernán Cortés a México, los churros comenzaron a prepararse en nuestro país, extendiéndose su consumo en varias regiones. Con el paso del tiempo, se han creado formas más exóticas y variadas cuando se decidió hacerles un hoyo en medio para rellenarlos de diferentes mezclas dulces como chocolate derretido, cajeta, dulce de leche, mermelada, leche condensada, entre otros.

Prepara unos deliciosos churros

Necesitas lo siguiente:

350 mililitros de agua

Media cucharadita de vainilla líquida

250 gramos de harina

Un huevo

100 gramos de azúcar

Una cucharada de canela en polvo

Una cucharadita de polvo para hornear

Colorantes vegetales color café

Un litro de aceite vegetal

Coloca una olla el agua, la vainilla, la sal, el azúcar y un chorrito de aceite en el fuego. Tamiza o cuela la harina al agua hirviendo y mueve rápidamente la mezcla hasta que se vuelva una masa compacta. Baja el fuego y cocina esa masa por no más de tres minutos. Pasa la mezcla a una batidora con velocidad alta para que se enfríe y con el fin de eliminar los grumos que hayan quedado, agrega el colorante vegetal, el huevo y el polvo para hornear.

Bate hasta que la consistencia sea suave, debe quedar una masa ligeramente aguada, pero compacta. En otra olla alta pon el aceite a calentar a 180 grados Centígrados, mientras agrega la pasta en una manga pastelera con una duya de estrella grande, una vez que el aceite haya alcanzado la temperatura exprime un poco de la mezcla, cortando con unas tijeras la medida de tus churros. Ten cuidado al dejar caer la masa para que no te salpique el aceite.

Los churros deberán estar listos en tres minutos de cocción, retíralos con unas pinzas y colócalos sobre un papel de cocina para retirar el exceso de grasa. Prepara en un plato grande un "empanizado" de azúcar y canela donde podrás poner tus churros, puedes acompañarlos de chocolate derretido, cajeta, dulce de leche o mermelada, al igual que una bebida caliente para disfrutar en un día nublado.

 

Otras Noticias