Postres de Navidad

Cupcakes navideños, el postre ideal para regalar en estas fechas decembrinas

Te decimos paso a paso cómo lograr un cupcake con forma de pino de Navidad, ¡un regalo perfecto!
jueves, 3 de diciembre de 2020 · 18:05

Los cupcakes se han puesto de moda últimamente, y es que su presentación puede ser realmente llamativa, además de que son la presentación individual de un pan en una porción menor, lo que nos da la facilidad de adquirirlo cuando tenemos un antojo, pero también como un regalo especial para alguien que queremos. Por eso, en esta ocasión te compartimos uno muy especial para regalar en Navidad.

Este postre surgido en Estados Unidos en el siglo XIX se solía preparar en tazones o cazuelas de barro, aunque su producción se ha vuelto tan sofisticada que ya puedes encontrar moldes especiales para cupcakes, y no sólo eso, sino toda clase de utensilios e ingredientes comestibles para hacerlos más vistosos. Así que manos a la obra, te decimos paso a paso cómo lograr unos deliciosos cupcakes con forma de pinito de Navidad.

Cupcakes navideños

Ingredientes para los cupcakes:

  • 60 gramos de leche entera
  • 1 cucharada de jugo de limón
  • 30 gramos de crema ácida
  • 1 huevo
  • 55 gramos de mantequilla derretida
  • 25 gramos de café líquido
  • 135 gramos de azúcar
  • 90 gramos de harina
  • 30 gramos de caco en polvo
  • 1 cucharadita de bicarbonato
  • 1 pizca de sal

Ingredientes para la crema verde:

  • 4 claras de huevo
  • 125 gramos de azúcar
  • 450 gramos de mantequilla
  • 9 conos pequeños de galleta
  • Crema de avellana
  • Colorante vegetal verde
  • Estrellitas comestibles (para decorar)
  • Azúcar glass (para decorar)

Coloca en un tazón grande los 60 gramos de leche entera con 1 cucharada de jugo de limón y mezcla, deja en reposo para que se corte. Ya que se ha cortado añade  la crema ácida, 1 huevo, la mantequilla derretida y el café líquido -lo puedes preparar con café soluble o con una medida de la cafetera-, mezcla muy bien todo con un batidor de globo hasta integrar y reserva.

En un tazón aparte tamiza la harina, el cacao en polvo y el bicarbonato de sodio, agrega también el azúcar y una pizca de sal, mezcla todos los polvos hasta integrar, después pásalos al tazón de los líquidos y remueve hasta integrar perfectamente, evitando que queden grumos.

Precalienta el horno a 165 grados Centígrados por 15 a 20 minutos. Coloca los capacillos en el molde para cupcakes, si consigues alguno con motivos navideños será mejor, después verte la mezcla hasta tres cuartas partes de su capacidad, pues se inflan. Mete la charola al horno en la parte media y deja por 25 minutos o hasta que estén bien cocidos, pasa un cuchillo y si sale limpio es que ya están.

Para hacer la crema verde separa las claras de los huevos y colócalas en un tazón grande con el azúcar, pon este tazón a baño María y comienza a mezclar con un batidor de globo hasta que el azúcar se deshaga y las claras comiencen a montar, al checarlo con un termómetro de cocina estaría a unos 75 grados Centígrados, entonces retira.

Puedes seguir batiendo a mano, pero lo recomendable es hacerlo en máquina, ya que hay mucho más por batir. Bate por 15 minutos o hasta conseguir la consistencia de un merengue, añade los 450 gramos de mantequilla a temperatura ambiente y sigue batiendo hasta integrar.

Agrega unas gotitas del colorante vegetal, o si lo consigues en polvo o en pasta igual, ve probando añadiendo un poco y aumentando para conseguir el color que quieres presentar, revuelve bien el merengue hasta tenerlo todo del mismo color y pásalo a una manga, coloca una punta de estrella y reserva.

Con otra manga, rellena tus conitos de galleta de la crema de avellana y empotra en el cupcake ya a temperatura ambiente, ayudándote del piquito para enterrarlo bien en el pan y que quede fijo.

Toma tu manga con el merengue verde y comienza a decorar, formando estrellas alrededor del cono, la primera capa hazla más alejada de la galleta, la segunda más pegada, así le darás volumen y forma, repite hasta terminar el pinito, haciendo una punta al final.

Acomoda las estrellitas comestibles poniendo alrededor de los pinitos, también puedes usar microesferas comestibles y finalmente, espolvorea un poco de azúcar glass sobre el pinito para darle la sensación de nieve.

Otras Noticias