Postres de Navidad

Prepara un volteado de piña y sorprende a todos en tus fiestas navideñas

El volteado de piña es un postre muy atractivo y exquisito para acompañar tu menú de Navidad
jueves, 26 de noviembre de 2020 · 15:48

El volteado de piña es un postre muy llamativo porque la presentación incluye el cocimiento de la fruta dentro del pan, que al ser volteado muestra una forma integrada y geométrica que parece imposible de lograr, por lo que es un postre muy recurrente en las fiestas decembrinas y como parte del menú en Navidad. Este postre no sólo es muy atractivo a la vista, sino que también es delicioso.

La receta de este postre data de los años veinte del siglo XX, aunque se cree que podría ser mucho más antigua, debido a que fue por esa época que se registró documentalmente, pero se desconoce quién habría sido su creador. Lo que se sabe es que la receta apareció publicada en el American Century Cookbook: The Most Popular Recipes of the 20th Century de Jean Anderson, en noviembre de 1925.

Sin duda era una época en que las mujeres, quienes tenían una libertad limitada y sus obligaciones se basaban en estar en casa, buscaban experimentar en la cocina para crear recetas nuevas y atractivas. Sin duda, el volteado de piña es muy vistoso, pero además tiene un sabor exquisito gracias al dulzor de la piña y el pan esponjoso. A continuación te compartimos una receta para un postre espectacular.

Volteado de piña

Ingredientes:

  • 170 gramos de mantequilla
  • 260 gramos de azúcar
  • 1/2 taza de almíbar de piña
  • 2 huevos
  • 200 gramos de harina de trigo
  • 2 cucharaditas de polvo para hornear
  • 1/3 de taza de leche
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • Piña en almíbar
  • Cerezas en almíbar
  • Sal

Coloca en un sartén a fuego bajo 50 gramos de mantequilla, 80 gramos de azúcar y 1/4 de taza de almíbar de piña, remueve para que se integre todo y deja en el fuego hasta que se deshagan los grumos, pasa el líquido al molde hasta cubrir la superficie. Toma las rebanadas de piña y colócalas formando una espiral, enseguida pon una cereza sin el rabito, acomódalas en el centro de cada rebanada de piña.

Reserva el molde a temperatura ambiente y precalienta el horno a 180ºC. En un recipiente hondo coloca 120 gramos de mantequilla con 180 gramos de azúcar blanca a temperatura ambiente y bate hasta que sea una pasta suave y bien integrada, añade 1 huevo a temperatura ambiente e integra sin dejar de batir, añade el otro huevo.

Cuando se integre todo agrega el polvo para hornear, una pizca de sal y una cucharadita de extracto de vainilla hasta incorporar, tamiza la harina encima y bate con cuidado, ve agregando poco a poco la leche y 1/4 de taza de almíbar de piña, así irás obteniendo una mezcla homogénea, suave y no tan espesa.

Pasa la mezcla al molde y con ayuda de una espátula empareja la parte de arriba, de forma que quede bien aplanada, teniendo cuidado de no remover las piñas. Mete al horno el molde tapado con papel aluminio por 20 minutos, luego revisa si se ha cocido metiendo un cuchillo o un palillo, si no sale limpio deja otros 15 minutos y vuelve a revisar.

Cuando esté listo, deja enfriar 15 minutos y pasa una espátula alrededor del molde para desmoldar, después voltéalo sobre la charola en la que lo vas a presentar.