Bebidas

Mily Marín, sommelier sin barreras: Te traemos todos los detalles de la cena en Zeru San Ángel

La primera sommelier invidente de México, ilumina el mundo gastronómico desde la oscuridad, liderando cenas sensoriales únicas en Zeru San Ángel y transformando vidas al capacitar a otros invidentes en el arte del servicio
viernes, 5 de julio de 2024 · 04:35

Con paso firme, bastón en mano, enorme sonrisa y una voz que se escucha fuerte y claro a donde quiera que va, Carmen Milagros Marín Santibáñez, conocida como Mily Marín, irrumpe con energía y seguridad. Es la primera mujer mexicana con debilidad visual en convertirse en sommelier, también la única profesional en México que brinda capacitaciones de servicio en restaurantes a personas ciegas y la responsable de guiar catas y cenas a ciegas en restaurantes como Zeru San Ángel.

Así, en el panorama gastronómico de México, Mily Marín brilla con luz propia, no solo por su habilidad como sommelier sino por su capacidad de transformar retos personales en victorias profesionales. Como la primera sommelier invidente en México, Mily ha revolucionado el concepto de servicio en la industria restaurantera.

Sommelier Mily Marín.
Foto: Guillermo O'gam.

“He desafiado las expectativas al convertirme en la primera mujer mexicana con discapacidad visual en alcanzar el título de sommelier. Mi trayectoria es un testimonio de resistencia y determinación, enfrentando desde muy joven la adversidad debido a una retinosis pigmentaria atípica que me dejó ciega a los 12 años”, explicó Mily.

EN LA OSCURIDAD

Mily actualmente colabora en la única experiencia culinaria a ciegas, las “Cenas en la oscuridad” que emprendió junto con Zeru San Ángel, bajo la dirección culinaria de los chefs José Luis Escobar y Josefina González, ofrecen una experiencia sensorial donde los comensales se sumergen en un mundo sin vista, permitiéndoles agudizar sus otros sentidos. 

"Me encargo de supervisar el maridaje de vinos, junto al sommelier Andrés Amor y Raúl Osorio y, también, lidero todo el servicio, ejecutado por un equipo de meseros invidentes, asegurando una experiencia auténtica y empática",  comentó Mily.

EDUCACIÓN Y EMPODERAMIENTO EN SU TRABAJO

Mily también es pionera en la capacitación de personas con discapacidades visuales en el arte del servicio de restaurante. No solo les enseña a desenvolverse en el servicio de mesa, sino que su trabajo como educadora tiene un alcance mucho mayor. A través de sus programas de formación, la sommelier empodera a sus alumnos para que superen sus limitaciones, desarrollen sus habilidades y aspiren a roles y posiciones que antes se consideraban inalcanzables para personas con discapacidad visual. Su enfoque innovador y su dedicación han transformado las vidas de muchos, abriendo nuevas oportunidades y cambiando percepciones sobre lo que es posible lograr a pesar de las barreras físicas.

Josefina González, Mily Marín y José Luis Escobar.
Foto: Guillermo O'gam.

UNA INSPIRACIÓN CONTINUA EN BUSCA DE LA EXCELENCIA

La filosofía de enseñanza de Mily se basa en el rigor y en la expectativa de excelencia. Ella cree firmemente que el trato equitativo y desafiante es crucial para el desarrollo profesional de sus estudiantes. Este enfoque ha permitido a muchos de sus alumnos trascender las barreras y prosperar en entornos altamente competitivos.

Además, la sommelier dedica tiempo a personalizar su enfoque educativo para adaptarse a las necesidades individuales de cada estudiante. Ella reconoce que cada persona tiene un ritmo y estilo de aprendizaje únicos, y se esfuerza por proporcionar el apoyo necesario para que todos puedan prosperar. Su compromiso con la equidad en la educación implica que ella no hace concesiones en sus expectativas; en cambio, ajusta sus métodos para asegurar que todos tengan la oportunidad de cumplir con los altos estándares que establece.

"Los alumnos han logrado no solo dominar el servicio de restaurante, sino también destacar en entornos laborales altamente competitivos", destacó la sommelier.

 

Platillo que integró el menú de la cena en Zeru San Ángel.
Foto: Guillermo O'gam.

De esta manera, el trabajo de Mily no solo transforma vidas, sino que también promueve una mayor inclusión y diversidad en la industria de la hospitalidad.

Pionera
Mily Marín es la primera sommelier invidente en México, redefiniendo los límites de lo que es posible en la industria del vino.

Innovación en Servicio:
Colabora en cenas únicas en la oscuridad en Zeru San Ángel, liderando un equipo de meseros invidentes.

Empoderamiento: Capacita a personas con discapacidades visuales, promoviendo inclusión y oportunidades en la gastronomía.

Resiliencia y Liderazgo: Mily continúa inspirando a través de su compromiso con la excelencia y la igualdad en la educación y el servicio.