Gastronomía

Frijoles: Entérate cuándo se festeja a esta importante leguminosa

El Día del Frijol es una oportunidad para reconocer y celebrar este alimento
viernes, 5 de enero de 2024 · 02:00

El frijol es un pilar fundamental en la gastronomía mexicana, un alimento venerado tanto por su valor nutritivo como por su arraigo cultural. Este humilde, pero poderoso legumbre ha sido parte de la dieta básica en México desde tiempos prehispánicos, y el 6 de enero, el Día del Frijol, celebra su importancia continua en la alimentación y cultura del país. 

Importancia Cultural y Nutricional 

El frijol no solo es un símbolo de identidad culinaria sino también una fuente esencial de proteínas, fibra y nutrientes para millones. Su capacidad para crecer en variedad de climas lo hace accesible y económico, y su versatilidad en la cocina es incomparable. Tradicionalmente, el frijol se ha consumido junto con el maíz y la calabaza, conocidos como „las tres hermanas”, una combinación que ha sustentado a civilizaciones enteras. 

Variedad de Frijoles en México 

México alberga una impresionante diversidad de frijoles, con más de 50 variedades reconocidas que varían en color, forma, tamaño y sabor. Aquí destacamos algunos de los más representativos: 

Frijol Negro: Uno de los más populares, especialmente en el sur y centro del país. Es ingrediente esencial en platillos como los frijoles de la olla y la sopa de frijol. 

Frijol Pinto: Reconocido por su piel manchada, es común en el norte de México y es muy utilizado en la preparación de frijoles refritos. 

Frijol Bayo: De color café claro y suave sabor, es frecuente en la cocina del centro de México, perfecto para sopas y guisados. 

Frijol Peruano: Más grande y de color claro, se utiliza en una variedad de platillos tradicionales mexicanos. 

Frijol Flor de Mayo: Un frijol aromático y de color rosa, apreciado por su textura cremosa y sabor distintivo. 

El Frijol en la Gastronomía Mexicana 

En México, el frijol se disfruta de muchas formas: enteros, refritos, en sopas, como pasta, en ensaladas, o incluso como protagonista de dulces y postres. Cada región tiene sus recetas heredadas, desde los frijoles charros hasta los enfrijoladas, demostrando la versatilidad y creatividad de la cocina mexicana.