Cantinas mexicanas

La tradición de las cantinas en México; el lugar exacto donde el hambre y la sed se acaban

Lugares de grandes reuniones entre amigos para charlar y pasar un rato agradable entre copas, cervezas y botanas; así son estos sitios que, aunque pasen los años, nunca pasan de moda...
viernes, 8 de octubre de 2021 · 02:10

Las cantinas de la Ciudad de México se han transformado con los años, pero de alguna manera continúan siendo un espacio de libertad, una mesa para la complicidad y la risa, el lugar exacto donde el hambre y la sed se acaban.

Se dice que la palabra cantina proviene del latín “Canto”, por aquel rincón donde se almacenaban víveres. Más plausible es la versión de la “Vía Quintana”, especie de 5ª calle en los campamentos del ejército romano, sobre la que se establecían los almacenes.

De la mezcla entre Canto y Quintana, surge la palabra Cantina, con su función de avituallamiento similar a fonda, taberna o mesón, espacios de provisión para vinos y alimentos, lugares donde el parroquiano podría comer, beber y fumar

Distante resulta el recuerdo de establecimientos como la Gran Sociedad, el Coliseo viejo o el Bazar de Iturbide, génesis de los bares de nuestros días. Quizá más presente sea la cantina El Nivel, que obtuvo la primera licencia en 1872, un lugar de numerosas anécdotas.

Hay varias cantinas centenarias que aún dan servicio, como El Gallo de Oro, de 1874, La Ópera, que abrió en 1876, La Peninsular, inaugurada en 1878, y es justo decir que esta sí ofrece botanas.

TRAGOS SIN ALIMENTOS DONDE SE COME DE MARAVILLA

Porque la botana es una tradición que debe permanecer inamovible, allí el comensal encuentra la posibilidad de una comida gratis junto a su bebida favorita; y la lista comienza con un brebaje de enjundia, que puede ser un vaso con caldo de camarón, continúa con un mordisco de corte picante, como una quesadilla de papa, y todo deriva hacia un guisado de sustancia, chamorro, caracoles, mole verde…

Cada bebida tiene su horario en la mesa: La Piedra es para el desayuno. Poco se ha dicho de la Michelada, un trago que se ubica en el principio de las cosas, que refresca el ambiente, repara el ánimo y fomenta la conversación. Un caballito de Tequila, el aperitivo nacional, constituye un preámbulo para la euforia y es el umbral del apetito propiamente dicho.El trago largo admite en su grandeza muchas variantes, conformado por dos o tres elementos, consienten los caprichos más vanos. De la cuba libre y el campechano pintado, al charro negro, pasando por el vodka tonic y una extensa gama que abarca todo el gabinete de las botellas, es lo clásico de las cantinas.

Debe reconocerse que muchos de estos establecimientos no dan botana, pero no deben confundirse con restaurantes normales, quizá la palabra Cantina defina aquel lugar donde se sirven tragos sin alimentos, pero se come de maravilla. La presencia imponente de los platillos cantineros merece varios recetarios, glosas, loas y crónicas, pero sin duda lo mejor es llegar, tomar asiento, pedir un trago y relajar el cuerpo ¡salud!

-       A estas alturas de la pandemia… las cantinas del centro histórico esperan tu visita: La Faena, Bar Gante, El Tío Pepe, Bar Mancera, Salón España…

CANTINAS CENTENARIAS

  • El Gallo de Oro, de 1874.
  • La Ópera, que abrió en 1876.
  • La Peninsular, inaugurada en 1878.

¿SABÍAS QUE …?
Se dice que la palabra cantina proviene del latín “Canto”, por aquel rincón donde se almacenaban víveres.

TÓMALO EN CUENTA
Más plausible es la versión de la “Vía Quintana”, especie de 5ª calle en los campamentos del ejército romano, sobre la que se establecían los almacenes.

COMBINACIÓN PERFECTA
De la mezcla entre Canto y Quintana, surge la palabra Cantina.

1872
Año en el que la cantina El Nivel obtuvo su licencia, un lugar de numerosas anécdotas.

COMPAÑEROS INSEPARABLES
Porque la botana es una tradición que debe permanecer inamovible, allí el comensal encuentra la posibilidad de una comida gratis junto a su bebida favorita.

BOTANAS IMPERDIBLES

  • Caldo de camarón.
  • Quesadilla de papa.
  •  Chamorro.
  • Caracoles.
  • Mole verde.

LAS CANTINAS DEL CENTRO HISTÓRICO ESPERAN TU VISITA:

  • La Faena.
  • Bar Gante.
  • El Tío Pepe.
  • Bar Mancera.
  • Salón España.

2014 - Año en el que el censo encontró que en la CDMX existían 3 cantinas por cada biblioteca.

POR ALEJANDRO ESCALANTE  // @Sr_Escalante