Dónde comer

Directo al “cora”: Los mariscos de la Nápoles que te van a flechar

Con un servicio impecable, cálido y sin pretensiones, El Corazón del Mar es un restaurante de barrio, de esos que los vecinos quieren, cuidan y hacen suyo
sábado, 11 de septiembre de 2021 · 11:00

¿Te imaginas viajar del Golfo de México al Océano Pacífico sólo cambiando de taco? Arturo Moreno y Mary Arechavaleta le dieron al clavo a la hora de idear la estrategia de El Corazón del Mar, un pequeño, pero bien abastecido restaurante de pescados y mariscos en la Nápoles (Georgia 52) en el que la especialidad que se te antoje la puedes convertir en taco, burrito o chimichanga... además, logra lo que pocos en el vasto mar de posibilidades gastronómicas de la Ciudad de México, hacerte sentir más que en casa.  

Con un servicio impecable, cálido y sin pretensiones, El Corazón del Mar es un restaurante de barrio, de esos que los vecinos quieren, cuidan y hacen suyo. A Arturo lo verás caminando entre las mesas, cuidando cada detalle, platicando con los comensales, saludando a los músicos e invitando a quien pase a probar su paella el fin de semana, mientras que, a Mary, “la jefa”, la encontrarás al pendiente de que la cocina lleve un ritmo perfecto.  

El Corazón del Mar se presenta con una imponente carta de más de 200 platillos de mar, divididos en tres vertientes: comida del puerto con cócteles, ceviches, aguachiles y ostiones; comida rápida (una delicia) con tacos, burritos, hamburguesas, empanadas y chimichangas en donde prácticamente puedes poner dentro de ellos cualquier platillo de la casa, hasta una propuesta gourmet donde destacan sus atunes, pulpos y camarones.  

A pesar de que el menú puede parecer abrumador, la guía siempre está presente con el personal de apoyo con el que cuentan, como Karen, quien conoce a la perfección cada platillo y que con base a las preferencias del visitante sugiere entradas, platos fuertes y hasta los tragos.  

“El menú es amplio y muy variado, puede satisfacer a cualquier tipo de comensal. Nuestro enfoque está en compartir sabores que impacten, que enamoren. Además, en cuanto al ticket somos muy accesibles”, asegura Arturo, quien cuenta con más de 25 años de experiencia en el sector restaurantero como director de grandes cadenas de comida rápida.  

En El Corazón del Mar lo ideal es arrancar con un buen caldito de camarón y un taquito tritón con pulpo, más camarón y salsita de habanero, seguir con un taco especial y otro más de pulpo al ajillo, sigue con un set de tostadas con diversas proteínas del mar, un aguachile, un tiradito u ostiones y, si eres de buen diente, el pulpo Corazón de Mar, no tiene desperdicio.

De beber, un buen clamato "El Patrón" con aguachile, es imperdible. Y para cerrar, y no pecar de goloso, un carajillo de mazapán como postre, no hay más, en este lugar no hay de otra; como buen marinero, sólo hay que seguir al corazón. 

Otras Noticias