tequila

En este lugar maridamos platillos gourmet con tequila y te contamos los detalles

Por medio de una experiencia culinaria, probamos diferentes tipos de cocteles hechos de tequila, de la mano de alimentos de una carta versátil que combinan una diversidad de sabores y técnicas
lunes, 12 de octubre de 2020 · 09:09

Este fin de semana, el chef Rogelio Cruz realizó un evento para celebrar la nueva imagen del restaurante Mochomos y Tequila Tres Generaciones. Cada exquisito platillo de este concepto gastronómico, es resultado de un legado culinario que combinan los sabores caseros con nuevas técnicas y recetas.

De entrada nos recibieron con una paloma negra, una mezcla de tequila cristalino, toronja y carbón activado que te encantará por su frescura y notas cítricas. Como primer tiempo, degustamos un delicioso y fresco bocadillo de atún sellado sobre fritura, mousse de salmón y bañados en salsa de pimientos, de la mano de un tequila plata, un tequila fresco que resalta y no invade el atún sellado. Se perciben ambos productos sin llegar a quemar el paladar ya que el tequila plata es excelente para llevar un buen maridaje de un producto versátil.

De segundo tiempo, comimos unos tacos de tortilla de maíz semidorados de cola de res y sazonados con cebolla, cilantro y una rebanada de aguacate. Los tacos los maridamos con un delicioso tequila reposado de triple destilación. Como tip, te recomendamos maridar tequilas reposados con alimentos más condimentados ya que tienen menor acidez que los tequilas plata.

Como plato fuerte, recibimos un delicioso filete a la mantequilla con ligeras notas cítricas de limón y perejil, las cuales, enaltecen las notas de pimienta del tequila añejo. La combinación de carne y mantequilla de la mano de un tequila con más cuerpo y tintes avainillados, nos ayudan a poder disfrutar el platillo de mejor manera, ya que por las notas de grasa que contiene el filete, nos permite limpiarnos el paladar, dándonos esa sensación de quererle dar otro bocado al platillo.

De postre,  probamos el mostachón de Nutella, maridado con un tequila cristalino, ya que en este destilado resaltan notas de vainilla y miel. El tequila añejo cristalino tiene un 35% de alcohol, el cual nos permite una sensación no tan invasiva para la hora de compartirlo de la mano de un delicioso postre.

En esta experiencia gastronómica, descubrimos que una buena coctelería tiene la capacidad y versatilidad para poder hacer algo delicioso, diferente e inimaginable. Con cualquiera de las cuatro presentaciones de los platillos, un buen tequila derecho o en cóctel, nunca debe de faltar en la mesa.

 

Otras Noticias