Jugos y Licuados

Te damos 2 opciones de jugos naturales para prevenir el hígado graso

Aprovecha todas las propiedades saludables de estos jugos para cuidar la salud de tu hígado y mantenerlo en buen estado.
martes, 25 de junio de 2024 · 11:04

Uno de los elementos más importantes para tratar el hígado graso es la alimentación. A través de esta, podemos mejorar bastante la salud de nuestro organismo en general, así como cuidar del buen estado de nuestros órganos, como el hígado. Por eso, esta vez te enseñamos a preparar dos jugos que, gracias a sus propiedades naturales, te ayudarán a prevenir el hígado graso.

Jugo de papaya con limón

Ingredientes

  • 1 taza de Papaya
  • 1/2 Limón
  • 1 taza de Agua

La papaya no solo es una fruta que ayuda a mantener tu sistema digestivo de forma saludable; gracias a las enzimas con las que cuenta, esta fruta también puede mejorar las funciones del hígado, ayudarle a depurarse y mantenerlo en buen estado. Si además juntamos estos elementos con el limón, que cuenta con aceites esenciales que estimulan a nuestro hígado, podemos lograr una bebida deliciosa con muy pocos ingredientes y que, además, ayuda a prevenir el hígado graso.

Para preparar esta bebida, solamente debes pelar y cortar la papaya en cubos medianos y licuarla con el agua y el jugo de limón. Es importante que el jugo de limón lo extraigas justo antes de utilizarlo, y que lo cueles antes de agregarlo a la licuadora para evitar que las semillas amarguen la preparación. Una vez que tengas un batido uniforme, sirve y disfruta sin dejarlo reposar, para aprovechar al máximo sus nutrientes.

Jugo de toronja, betabel y jengibre

Ingredientes

  • 1 taza de Jugo de naranja
  • 1 taza de Betabel
  • 1 cucharada de Jengibre fresco
  • 1/2 taza de Agua

Así como el limón es una excelente fruta para tratar el hígado graso, existen otros cítricos que tienen un efecto muy similar en nuestro cuerpo. Por ejemplo, la toronja, que en este jugo vamos a mezclar con el betabel, el cual, gracias a sus fitonutrientes, puede ayudar a mantener nuestro hígado limpio y libre de toxinas. Si a eso le sumamos los minerales que ayudan a mantener nuestra sangre en buen estado y las propiedades antiinflamatorias del jengibre, logramos una bebida que no solo es saludable, sino también muy rica.

La toronja puede ser un gran aliado para tratar los problemas del hígado y cuidar su salud. Foto: Pexels / Pixabay

Empieza pelando el jengibre con ayuda de una cuchara: frota la piel con el borde de este utensilio y tendrás la raíz pelada en segundos. También deberás quitarle la cáscara al betabel y cortarlo en cubos para que sea más fácil licuarlo. Por último, exprime la toronja, cuela el jugo y licúa junto con el betabel, el jengibre y el agua. Cuando tengas una bebida uniforme, sirve y disfruta.