Bebida caliente

Dale sabor mexicano a tu atole preferido con estos consejos que te compartimos

Esta bebida se puede preparar tanto en agua, como en leche, pero estos consejos aplican de cualquier modo
sábado, 26 de agosto de 2023 · 04:04

El atole es una de las bebidas más icónicas de México. Al menos lo que se bebe por la mañana y más cuando hace mucho frío. Es bastante antiguo, pues cabe señalar que tiene sus orígenes en la época prehispánica y aunque con algunos cambios, la receta prosperó a tal grado que miles de años después todavía lo consumimos.

Esta bebida se puede preparar tanto en agua, como en leche. Aunque en su forma original se hacía sólo con la primera, en proporciones tales que al final de la cocción la bebida tenía cierta viscosidad. Sin embargo, su textura siempre ha sido un objeto de debate, porque hay quienes lo prefieren más líquido y otros más espeso. 

Y aunque en gustos se rompen géneros, hay que decir que existen algunos consejos que han llegado a nosotros por medio de las abuelitas, donde se nos recomiendan maneras para preparar el atole como ellas para que nos quede lo mejor posible. Por eso es que hoy queremos compartir contigo algunos de ellos. 

1. Elige bien tus ingredientes y disuélvelos correctamente si son secos

Utiliza ingredientes frescos y de calidad, como maíz para atole (masa), harina de maíz o el ingrediente específico que estés usando.Si estás utilizando harina de maíz u otro tipo de harina, asegúrate de mezclarla con suficiente líquido frío antes de calentarlo. Esto evitará la formación de grumos.

2. Usa líquidos fríos para disolver

Si has decidido usar harina de maíz u otro tipo de almidón, disuélvelo en líquido frío, ya sea agua o leche antes de calentarlo. Esto evita que se formen grumos al agregarlo al líquido caliente. El calor llegará gradualmente. 

Puedes aromatizar el atole con canela, cacao o lo que tú quieras. Foto: Shutterstock

3. El líquido caliente llega gradualmente

Una vez que hayas disuelto los ingredientes secos, agrega gradualmente líquido caliente mientras revuelves constantemente para evitar la formación de grumos y asegurarte de que todo se mezcle de manera uniforme.

4. No dejes de remover

El atole tiende a espesar rápidamente y puede pegarse al fondo de la olla, así que asegúrate de revolver constantemente mientras lo cocinas a fuego medio-bajo.

5. Cuida la consistencia

La consistencia del atole es una preferencia personal. Si prefieres un atole más espeso, cocina durante más tiempo. Si deseas un atole más ligero, puedes agregar más líquido. 

6. Sabores y azúcar hasta el final

Si estás haciendo un atole dulce, es mejor agregar el azúcar al final de la cocción y después de retirar la olla del fuego. Además si deseas agregar sabores como vainilla, canela o cacao, es mejor hacerlo fuera del fuego para que no se queme.