Desayuno

Licuado de plátano y frutos rojos, una deliciosa combinación para incluir en tu desayuno

Preparar el clásico licuado de plátano para tu desayuno de hoy, dándole un toque diferente a la receta gracias a los frutos rojos.
viernes, 11 de noviembre de 2022 · 09:02

Nada como un delicioso licuado de plátano para comenzar el día, está fruta es la reina del desayuno y las bebidas preparadas con ella siempre quedan bien para los alimentos matutinos. Esta vez te enseñaremos a preparar una deliciosa versión del clásico licuado pero con el agregado de los frutos rojos, que le darán un sabor muy especial a tu desayuno. 

Para esta receta usaremos una mezcla de fresas, frambuesas y zarzamoras, que en conjunto van a darle a tu licuado de plátano un toque diferente, pero puedes integrar los frutos rojos que más te gusten, en la proporción que tú prefieras, así que no temas cambiar la receta para darle otro sabor. 

Licuado de plátano y frutos rojos

Ingredientes

  • 1 Platano
  • 1/2 taza de Fresas
  • 1/4 taza de Frambuesas
  • 1/4 taza de Zarzamoras
  • 2 tazas de Leche
  • 1 cucharadita de Esencia de vainilla
  • 1 cucharada de Miel
  • Canela en polvo (opcional)

Comienza lavando y desinfectando tus frutos rojos, en el caso de las fresas es necesario que las laves y las desinfectes enteras, no retires las hojas hasta después de que las hayas desinfectado, una vez que las tengas listas puedes pelar tu plátano y cortar en trozos para que sea más fácil procesarlo en la licuadora. También puedes congelar la fruta si quieres darle un toque más fresco a tu licuado y convertirlo en un rico smoothie

Utiliza plátanos maduros para obtener un sabor dulce en tu licuado. Foto: Pixabay

Cuando tengas toda tu fruta lista, coloca las fresas, las zarzamoras y las frambuesas en la licuadora, complementa con el plátano, la leche, la esencia de vainilla, la miel y un toque de canela en polvo, este último ingrediente es opcional. Procesa todos los ingredientes juntos hasta lograr un batido uniforme y sirve, sí ha quedado demasiado espeso, puedes agregar un poco más de leche para aligerar la textura.