Bebidas calientes

Ya no sufras por el frío, haz este atole de ajonjolí, delicioso y cremoso

Aprovecha todos los beneficios del ajonjolí para preparar un cremoso y exquisito atole ideal para combatir el frío
jueves, 8 de julio de 2021 · 13:57

El ajonjolí o semilla de sésamo, es originaria de África, un tipo de oleaginosa conocida desde muchos años por los humanos, ya que era cultivada desde hace más de tres mil años. En México, el principal productor de ajonjolí es Guerrero y aunque en nuestro país se usa más como un producto decorativo en el pan o el mole, aunque hoy sabemos que es un alimento realmente nutritivo.

Entre sus beneficios destaca su buena cantidad de fibra dietética, grasas saludables como la lecitina y fitoesteroles, carbohidratos complejos y agua que en suma ayudan a disminuir los niveles de colesterol malo (LDL), prevenir enfermedades cardiovasculares, regular la glucosa, limpiar y proteger el sistema digestivo, aumentar el deseo sexual y obtener un efecto energetizante, entre otros.

Aprovecha todas estas ventajas para preparar un delicioso atole de ajonjolí, que además de ayudarte a combatir el frío te encantará por su textura cremosa. Cabe destacar que esta bebida también es muy empleada por las mujeres en el periodo de lactancia para producir más y mejor leche materna, aunque de esto aún falta realizar investigación. Disfruta esta rica bebida caliente.

Atole de ajonjolí

Ingredientes:

  • 1/2 de taza de ajonjolí
  • 1.5 L de leche
  • 1 ramita de canela
  • 6 cucharadas de maicena
  • Azúcar al gusto
  • Canela en polvo

Primero sirve 1 litro de leche y la ramita de canela a fuego medio alto en una olla, y deja que se caliente.

Mientras, coloca las semillas de ajonjolí en un sartén a fuego bajo y remueve constantemente para tostarlas, cuidando que no se quemen, una vez que estén doraditas pásalas a la licuadora. De forma opcional, reserva una cucharadita para decorar al final.

Agrega en la licuadora la maicena y medio litro de leche, muele hasta obtener una mezcla homogénea. Cuando la leche comience a hervir, sirve el licuado de ajonjolí pasando por una coladera.

Baja a temperatura media y remueve constantemente hasta obtener una bebida más espesa. Si lo prefieres agrega el azúcar en este punto o bien, endulza por separado en cada taza.

Cuando ya tenga la consistencia del atole, retira del fuego y sirve bien calientito, espolvorea canela en polvo y unas semillas de ajonjolí tostado para decorar, y ¡a disfrutar!