Té de Ginseng, otro favorito del Tío Iroh en Avatar: The last airbender; así se hace

Siempre que Iroh prepara un té, combina los ingredientes con toda su sabiduría
miércoles, 14 de julio de 2021 · 15:15

Avatar: The last airbender es una serie que ahorita volvió al ojo público, luego de que sus creadores Michael Dante Dimartino y Bryan Konietzko anunciaron que ahora expandirán el universo que surgió con las aventuras de Aang, Katara, Zoka,Toph, Zuko, Iroh y demás personajes por allá en 2005, gracias a que ahora abrieron los nuevos Avatar Studios, donde se pretende crear más contenido con la filosofía oriental que tanto nos gustó.

Y es que aunque La leyenda de Korra honró la partida e historia del avatar Aang, los que vimos la primera serie, nos quedamos apegados completamente a sus personajes, los problemas, pero sobre todo a las ingeniosas soluciones que existía para todo. Desde una taza de té, hasta un personaje quitándole los poderes a otro con una sabiduría ganada de la naturaleza de seres antiguos que habitaban la tierra desde antes del hombre, del bien y del mal.

¿Ya rodó la lagrimita por tu mejilla verdad? Por la de nosotros también, porque si hay algo poderoso en esta serie que sin duda alguna marcó nuestra infancia, eso es sin duda el poder de redención que vemos en los personajes, así como los constantes contrastes que vemos para hacernos una idea real y humana de cada uno de ellos. Es decir no hay "buenos, buenos" o "malos, malos". Bueno, sí, Ozai. Pero la mayoría tienen su lado egoísta o malvado, por así decirlo y también su corazoncito y grandes poderes.

Detrás de un buen té, una buena historia

Aunque a lo lardo de las 3 temporadas vemos al Avatar luchando consigo mismo y con otros para restaurar el equilibrio y la paz del mundo por medio del dominio de los 4 elementos, también hay historias adyacentes que no podemos olvidar, como la del Tío Iroh de Zuko quien luego de perder a su hijo se retiró como general al mando de la nación del fuego y se dedicó a acompañar a su sobrino en busca del Avatar para restaurar el honor, que le fue arrebatado por su padre, cuando le informó que el Avatar había escapado y estaba desaparecido.

Después de esta gran cicatriz, el príncipe Zuko comenzó la despiadada búsqueda y el Tío Iroh aconsejaba con sabiduría a su necio y temperamental sobrino, quien muchas veces sólo le mostró coraje, pero en el fondo le tiene un gran cariño.  Por eso, es muy normal que a lo largo de la serie los veamos compartir momentos al lado del té, la bebida favorita de Iroh, que por cierto tiene varios sabores favoritos.

Como buen sabio con filosofía oriental, el Tío Iroh es un viejo maestro tierra que domina la técnica del fuego como casi ningún otro en su tipo. El fuego en la vida real es una metáfora para la agresión de las artes marciales como Kung fu y los movimientos de estas peleas entre los nativos de cada elemento están basados en esa y otras artes marciales. Iroh lo sabe y siempre que prepara un té combina su sabiduría con los ingredientes de cocina.

El de Gingseng es uno de sus favoritos. Lo dice durante su estancia en la base de Zhao, donde lo bebe junto a su sobrino Zuko. ¿Quieres aprender a prepararlo? Aquí dejamos su receta.

Ingredientes

  • La raíz de un ginseng, preferiblemente coreano
  • 1 taza de agua
  • Jugo de limón (si quieres)

¿Cómo se prepara?

  1. En una olla, pon la taza de agua y calienta hasta que casi hierva.
  2. Limpia y corta la raíz de ginseng en rodajas.
  3. Colócala en una taza y cuando el agua esté en el punto deseado, viértela sobre la taza. Tapa y deja reposar por cinco minutos.
  4. Si deseas, agrega gotas de jugo de limón.
  5. Pasado el tiempo, cuela y disfruta.

Otras Noticias