receta de bebidas

Prepara un delicioso atole de nuez para cenar en esta fría noche

El atole, sin duda logra este gran apapacho para la garganta y hasta podríamos decir que es una bebida milenaria
martes, 29 de junio de 2021 · 18:47

Las noches son cada vez más frías y por más que nos guste el clima, lo cierto es que al final, todos deseamos secretamente apreciar el frío desde adentro de nuestras casitas, pero sin sentirlo. Especialmente cuando es de noche y  lo que queremos es algo calientito y que nos apapache el pecho, que se nos enfría con tantas decepciones o angustias que tenemos todos los días. Y esto lo logra una bebida, como la que nos preparaba mamá. 

El atole, sin duda logra este gran apapacho para la garganta y hasta podríamos decir que es una bebida milenaria que nos ha sido heredada por nuestros antepasados, los antiguos prehispánicos. El nombre de la bebida viene del náhuatl atolli 'aguado', de atl agua y tol, diminutivo despectivo, que se conocía también como atol, en algunas regiones y era una bebida muy consumida en Mesoamérica.

En su forma original era una cocción dulce de maíz en agua en porciones tales, que al final tenga una moderada viscosidad. Se sirve lo más caliente posible y es una bebida bastante común en México y mucho más en la CDMX, donde lo podemos encontrar en el mismo puestito o triciclo de los tamales, porque se acostumbra tomar cada mañana. Sin embargo, habemos algunos "únicos y diferentes" que lo tomamos también de noche. 

Bebida con historia

Aunque los sabores más comunes son: fresa, vainilla, maíz, chocolate y arroz, existen algunos frutales, que también son muy ricos, como el de guayaba, piña, zarzamora, ciruela, mango, coco, canela, nuez y hasta de queso. Tradicionalmente se elaboraba únicamente a base de la masa de maíz, pero actualmente se prepara con harina de maíz o con fórmulas lista para hacer, a base de sémola de maíz, trigo o arroz.

Los mexicas  solían preparar el atole simplemente hirviendo masa de maíz hasta espesar, condimentada con cacao, chiles y miel de abeja, ya que para la época no conocían otro endulzante. De acuerdo con Hernán Cortes en sus Cartas de Relación, esta bebida  era distinguida por ser muy energética, aunque no era ni es muy del gusto de los españoles, así que la receta fue un poco modificada agregándole leche o simplemente agua, que se convirtió en champurrado.

Pero hoy definitivamente hemos decidido compartir contigo una receta de un tradicional atole sabor nuez para que recuperes el buen humor en esta tarde lluviosa. La nuez es un condimento fabuloso, pues reduce el colesterol, gracias a sus ácidos grasos Omega 3 de origen vegetal y además le da un sabor particular a esta bebida que cada día es más y más común gracias al frío que sentimos. Así que no sientas miedo de preparar uno para tu merienda. ¡Toma nota!

Ingredientes

  • 1/4 de taza de fécula de maíz
  • 3/4 de taza de nuez picada finamente
  • 4 tazas de leche
  • 1/4 de taza de leche fría
  • 1 taza de azúcar

¿Cómo se prepara?

  1. Coloca la fécula de maíz en el cuarto de taza de leche fría y mezcla hasta que se disuelva y no haya grumos. Reserva.
  2. Pon a calentar las cuatro tazas de leche hasta que comiencen a hervir. Agrega la nuez picada, la fécula de maíz y el azúcar.
  3. Mezcla hasta que se integre bien. Deja cocinar a fuego medio moviendo constantemente hasta que espese un poco.