Bebidas

¿Cuáles son las diferencias entre sangría, clericot y tinto de verano?

Conoce la diferencia entre está populares bebidas, que podrían parecer iguales, pero no es así
jueves, 24 de junio de 2021 · 16:27

Una realidad de ciertas bebidas es que muchas de ellas podrían parecer exactamente iguales en cuanto a su apariencia, pero una vez que las empezamos a tomar, nos damos cuenta que para nada es así, que algunas suelen ser mucho más dulces que otras, incluso algunas cuentan con un nivel de alcohol mucho más alto que otro, pero al final resultan ser deliciosas y, lo mejor, es que muchas se pueden disfrutar en casa y son realmente sencillas de preparar. 

Pero, tal vez existen 3 tipos de bebidas, que realmente nos complican mucho, porque son sumamente parecidas, incluso hasta en el sabor, muchas personas no suelen encontrar la diferencia exacta, porque son muy similares. Y sí, estamos hablando de la sangría, el clericot y el famoso tinto de verano. Pese a que todas están hechas a base de vino, las preparaciones son completamente diferente y por ello, hoy vamos a explicarte con más detalle un poco de las tres y cómo es que podrías reconocerlas cuando las pruebes.

Clericot 

El primero que haremos será hablar del clericot, el cual es uno de los más populares respecto a su preparación y uno de los más consumidos en Latinoamérica. Es está hecho a base de frutas cítricas como naranja, piña, melón, papaya, manzana, durazno o fresa. Quizá estas últimas 3 frutas son de las más populares para mezclar, además de agregarle un poco de azúcar y hielo. El vino suele mezclarse con algún refresco de cola

Sangría 

Por su parte la sangría es una bebida un poco diferente, está en comparación del clericot se prepara, por lo regular, con tan solo 4 ingredientes; agua y vino, azúcar, limón. Evidentemente, esta también está hecha a base de vino tinto, pero como puedes notar esta no es tan frutal, no deja de ser dulce, pero no es como el clericot. 

Tinto de verano 

Y finalmente tenemos el tinto de verano, el cual también resulta ser una bebida mucho más sencilla, pero no por ello deja de ser delicioso  este a diferencia de los otros necesita solo dos elementos: vino y limonada. Este suele ser muy popular en lugares como España y suele disfrutarse para la sobre mesa. Es muy rico, pero no tiene tanto dulce y podría decirse que es para paladares más estrictos. 

 

Otras Noticias