Bebidas

Estos son los efectos de consumir destilados de forma recurrente

Se acercan las fiestas decembrinas y, con ellas, el consumo de mucho alcohol. Pero, antes de ingerirlas sin medida toma en cuenta esto, sigue leyendo
sábado, 20 de noviembre de 2021 · 16:00

Tomar una copa de alcohol por placer es una delicia. Pero, hacerlo de forma recurrente tiene sus consecuencias. Aquí te decimos por qué.

Jessica Claudia Valdez González, en su estudio El consumo de alcohol en estudiantes del Distrito Federal y su relación con la autoestima y la percepción de riesgo, dice que: “La absorción del alcohol, o etanol, ocurre cuando, al entrar la bebida al organismo por la boca y pasar al esófago, llega al estómago donde es diluido por los jugos gástricos. La velocidad con la que el alcohol pasa del estómago al intestino para mezclarse con la corriente sanguínea y producir sus efectos, está determinada por el tipo de bebida y la cantidad de alcohol que ésta contenga (a mayor concentración de alcohol, más rápida absorción).

Valdez González agrega que también va a influir la rapidez con la que se beba (a mayor rapidez, más rápido se absorbe). Igualmente es importante la presencia de alimentos en el estómago (la presencia de alimentos retrasa la absorción del alcohol). De la misma forma, se ha encontrado que el peso corporal y el sexo influyen, ya que las mujeres y las personas delgadas absorben el alcohol más rápidamente. Además, el estado anímico, emocional y de salud en general van a influir, ya que el cansancio, la depresión y la mala salud potencian la rapidez de la absorción.

Pero ¿qué pasa cuando consumes destilados? La investigación nos enfatiza que estas bebidas destiladas, en donde, mediante el calor se separa al alcohol de otros componentes menos volátiles, eliminando el agua y obteniendo así un producto más concentrado; así que los destilados contienen porcentajes de alcohol más elevados que los fermentados.

Las bebidas destiladas más comunes producidas y consumidas en México son el brandy, el ron, el tequila y el mezcal; les siguen en importancia los aguardientes, el whisky y el vodka.

“Otro tipo de bebidas son los licores que se producen a partir de bebidas con alcohol destiladas, a las que posteriormente se añaden aroma o sabor con diversos ingredientes y aditivos, resultando, por ejemplo, licores de café, de naranja, de cereza, de almendra o de anís”.

Los destilados son más agresivos con el cuerpo. Por ello, debes tener más precaución al consumirlos, ya que pueden tener consecuencias en tu estado de salud.