Bebidas

¿Cómo preparar un té perfecto? Checa estas recomendaciones

Tomar té puede significar un espacio de diálogo o de tranquilidad, ¡conoce cómo lograrlo de la mejor forma!
lunes, 13 de julio de 2020 · 13:22

Esta ancestral bebida es consumida por las civilizaciones más antiguas y en cada una de ellas adquiere una connotación diferente. Tomar té, puede significar rituales de agradecimiento, de disculpa, de cortejo o de respeto. Actualmente, aunque algunas de estas tradiciones siguen vigentes en lugares del mundo como China o Inglaterra, en otros como en nuestro país tomar té puede significar un espacio de diálogo o de tranquilidad.

Conoce los mejores tips para preparar el té perfecto y disfrutar un momento de tranquilidad.

Opta por una preparación natural: En lugar de buscar entre todas las marcas existentes el mejor sabor para tu té, ¿por qué no empiezas a consumir infusiones hechas con hierbas naturales? En realidad, las teteras o infusores pueden ser una inversión para tu salud, ya que los tés provenientes de bolsas y de marcas comerciales contienen polvillo, altos niveles de flúor y es muy probable que no estés consumiendo todas las propiedades que las hojas frescas o secas pueden proveerte.

La temperatura ideal: Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), ninguna bebida debe tomarse a más de 65° C, ya que esto podría aumentar 5 veces las probabilidades de padecer cáncer de esófago. Además, es justo esta temperatura en la que la yerba mate emana sus mejores sabores, mientras que al hervir el agua podrías terminar por quemar el té y hacer que pierda sus propiedades.

Cuánto tiempo se debe infusionar: Es indispensable que no la dejes por más de 5 minutos, ya que de lo contrario, ciertas variedades de té como el negro pueden amargarse. 

¿Qué va primero? La leche es una bebida que añadimos en la mayoría de nuestros alimentos y en cada una de estas preparaciones siempre está presente la misma duda, ¿qué va primero, el alimento o la leche? En el caso del té, la tradición inglesa dicta que primero se añada la leche y luego la infusión. Esto no obedece simplemente a una cuestión de tradición, sino también a la lógica, ya que al hacerlo así el agua de tu bebida no se enfriará.

¡No tires las hojas! Por último, debes saber que al consumir esta bebida también puede darle una vida útil después de tomarla. Las hojas o sobras de estas infusiones pueden servir como el fertilizante ideal para tus plantas y jardín.

 

Otras Noticias