Bebidas

¿Es milagroso el té verde? Conoce sus beneficios y aprende a prepararlo

El té verde tiene muchísimos beneficios, desde que ayuda a bajar de peso y protege al organismo de virus y bacterias, hasta que combate el cáncer
jueves, 18 de junio de 2020 · 18:13

Consumir té está de moda debido a que no sólo es una bebida popular, sino que además, se trata de infusiones hechas con plantas que al ser preparadas en agua caliente o fría transmiten sus beneficios al líquido y de éste pasan a nuestro organismo. Entre algunas de las plantas que se utilizan para esto se encuentra el té verde, un tipo de Camellia sinensis que contrario al té negro, no sufre oxidación pues sus hojas se recogen frescas.

El uso del té fue descubierto por los chinos, quienes lo empleaban para la salud en el 2737 antes de Cristo, la cual se reservaba para uso exclusivo de los sectores más opulentos de la población, aunque comenzó a extenderse a la plebe después de la caída del Imperio mongol durante la Dinastía Ming. El proceso de su producción incluye recoger las hojas frescas del té verde, éstas se someten a secado, luego se prensan, enrollan, trituran y se vuelven a secar.

Esta bebida es una de las más benéficas para el cuerpo humano, empezando porque contiene importantes cantidades de L-teanina, la cual incrementa la actividad del neurotransmisor inhibidor GABA (ácido gamma-aminobutírico). Con esta sustancia nootrópica y adaptogénica que potencia la actividad cognitiva, se induce el proceso de nuevas neuronas de células madre, por lo que mejora sus procesos como memoria, atención, concentración y aprendizaje.

El té verde y su alto contenido de EGCG

Entre algunos de sus componentes más importantes se encuentran los polifenoles, que contribuyen a reducir la inflamación, pero principalmente a combatir el cáncer. Entre éstos incluyen una buena cantidad de catequina o EGCG (galato de epigalocatequina), los cuales son antioxidantes naturales que ayudan a prevenir el daño celular, reducen los radicales libres en el cuerpo y protege a las células del daño causado por la edad o las enfermedades.

Aunque aún se mantienen investigaciones sobre los beneficios del té verde con respecto al cáncer, se ha observado que en mujeres que consumen esta bebida hay entre un 20 y 30% de menores probabilidades de desarrollar cáncer de mama, mientras que en los hombres había 48% menos de posibilidad de presentar cáncer de próstata y en un estudio a 29 individuos se comprobó que los que bebían té verde tenían un 42% menos de posibilidades de desarrollar cáncer de colon.

De igual forma, la EGCG también han sido estudiados en la pérdida de peso en el organismo humano y se ha comprobado que su consumo frecuente, contribuye a eliminar el exceso de grasa y a acelerar el metabolismo, lo que a su vez, mejora el rendimiento físico y potencie la energía en el cuerpo. Por si fuera poco, el té verde aumenta la sensibilidad de la insulina y reduce los niveles de azúcar en la sangre, por o que disminuye en un 42% el riesgo de padecer diabetes tipo 2.

Otros beneficios de consumir té verde

Asimismo se ha comprobado que entre las propiedades del té verde existe la posibilidad de matar bacterias e inhibir virus como el de la influenza; mientras que ayuda a eliminar la bacteria Streptococcus mutans, la bacteria causante de formar placa en la boca y fomentar la aparición de caries e infecciones, por lo que contribuye a  la buena salud dental y disminuye el riesgo de padecer de caries o mal aliento.

Los beneficios del té verde son mucho más, entre los que se cuentan también el cuidado del corazón, la disminución del riesgo de padecer Alzheimer o Párkinson y el aumento de la posibilidad a ser más longevo. Si quieres beneficiarte de este té, aquí te decimos cómo preparar una infusión.

Cómo preparar una infusión de té verde

Ingredientes:

2.5 gramos de té verde

Una taza de agua

Para una infusión de 200 mililitros que es la medida regular de una taza, calienta en un pocillo el agua, deja que hierva y luego retíralo del fuego. Integra el té verde de buena calidad y deja que infusione por alrededor de tres minutos para que se concentre. Cuando se haya concentrado, sírvelo con un colador y si lo prefieres agrega una cucharada de miel para endulzar. Recuerda que si quieres hacer una tetera, sólo tienes que duplicar las cantidades.

 

Otras Noticias