Bebidas

¿Es malo tomar té de orégano cuando estás embarazada? Te despejamos la duda

El té de orégano está relacionado a efectos adversos en el embarazo, pero ¿sabes qué tan cierto es?
jueves, 26 de noviembre de 2020 · 14:54

El orégano es una de las especias más utilizadas en la cocina por el aroma fresco que otorga a las diferentes recetas donde se utiliza. Esta hierba es originaria de la región del Mediterráneo, por lo que es muy común encontrarla en la gastronomía europea, aunque también es popular en todo el mundo. Gracias a sus propiedades, el orégano ha sido utilizado en infusiones o tés como remedio natural.

Este té se utiliza principalmente para aliviar dolores estomacales y espasmos intestinales, aunque también es muy útil para mejorar las molestias de la menstruación como la inflamación y los cólicos. Esta infusión también es recomendada para tratar otros problemas como la cicatrización de las heridas o como antiséptico en caso de una enfermedad respiratoria por sus propiedades expectorantes.

El té de orégano tiene otras cualidades antimicrobianas y antibacterianas, además de ser un antioxidante natural y una fuente rica de flavenoides, que mejoran la circulación y previenen enfermedades cardiovasculares, entre otros beneficios. Sin embargo, este té se ha relacionado con problemas si se toma en dosis altas, señalando en especial su consumo para las embarazadas, ¿sabes por qué?

Foto: Pixabay.

¿Es malo el té de orégano para las embarazadas?

Uno de los principales señalamientos de contraindicación para el té de orégano es su consumo durante el embarazo, ya que ha sido relacionado como un causante de aborto involuntario y esto se debe a que tiene un efecto emenagogo, un término que se utiliza para referirse a los remedios que estimulan el flujo sanguíneo en el área de la pelvis y el útero, promoviendo en algunos casos la menstruación.

Aunque no existe investigación suficiente sobre la seguridad de usar este té durante el embarazo o la lactancia, no es aconsejable tomarlo durante esta etapa, debido a que al ser ingerido por vía oral en altas cantidades podría fomentar la pérdida del feto.

Esto no quiere decir que durante la etapa del embarazo se deba evitar el consumo del orégano como condimento, pues su consumo también está relacionado a efectos positivos en esta etapa, como una mejor digestión, un efecto antioxidante, además de elevar las defensas del sistema inmune y prevenir enfermedades respiratorias.

Por todo ello, la recomendación es evitar tomar el té de orégano durante el embarazo y sólo consumirlo en dosis moderadas como un condimento en la comida. Asimismo, es aconsejable siempre tener en cuenta la opinión de un médico y si se busca seguir remedios naturales, de un herbolario certificado.