Tés

Té verde, conoce el secreto japonés que te rejuvenecerá y ayudará con el estrés

El té verde es conocido por su buena cantidad de antioxidantes, ¿sabes de qué forma contribuyen éstos a tu salud?
lunes, 16 de noviembre de 2020 · 13:11

El té verde es una de las bebidas más saludables con las que cuenta el ser humano. Su origen proviene de la cultura china, que empleaban esta bebida en el 2737 antes de Cristo con fines principalmente medicinales, y de uso exclusivo para los sectores más opulentos de la población. Con el tiempo, su uso se extendió a la plebe y más tarde, a otros países como Japón, donde se introdujo como parte del budismo.

Si bien en China dejaron de consumir el té verde con tanta regularidad, en Japón se volvió una bebida tan tradicional e importante, que se instauró la Ceremonia del Té, dedicada a un ritual especial que conlleva su preparación. Tras años de consumirlo de forma regular, diversos estudios determinaron que el té verde era ideal como remedio natural para combatir diversas enfermedades y el envejecimiento.

Esto se debe a que el té verde posee muchos más antioxidantes que otros, como el negro o el rojo, debido a que está mucho menos procesado y ha sufrido una menor oxidación. Estos compuestos químicos son utilizados por el cuerpo para eliminar los radicales libres que son los responsables de la oxidación de las células y por tanto del envejecimiento prematuro, así como la aparición de células cancerígenas.

Foto: Pixabay.

El té verde contra el envejecimiento y el estrés

De igual manera, el té verde contiene importantes cantidades de L-teanina, un aminoácido que incrementa la actividad del neurotransmisor inhibidor GABA (ácido gamma-aminobutírico) y promueve una sensación de relajación. De igual manera, esta sustancia nootrópica y adaptogénica potencia la actividad cognitiva, de forma que induce el proceso de nuevas neuronas de células madre, por lo que mejora sus procesos como memoria, atención, concentración y aprendizaje.

De igual manera, su polifenoles contribuyen a disminuir la inflamación, además de combatir el cáncer. Estos componentes incluyen una buena cantidad de catequina o EGCG (galato de epigalocatequina), que funcionan como antioxidantes naturales, los cuales como ya señalamos, ayudan a prevenir el daño celular, reducen los radicales libres en el cuerpo y protege a las células del daño causado por la edad o las enfermedades.

El té verde se ha señalado como una fuente de salud para quienes lo consumen, e incluso un estudio hecho por investigadores de la Universidad de Tohoku, en Japón, determinaron que el té verde ayuda a disminuir el riesgo de sufrir un ataque cardiaco, lo cual se traduciría en la prolongación de la vida con mejor calidad en la salud.

Cómo preparar té verde

Ingredientes:

  • 2.5 gramos de té verde
  • 200 mL de agua
  • Miel (opcional)

Para una infusión de 200 mililitros que es la medida regular de una taza, calienta en un pocillo el agua, deja que hierva y luego retíralo del fuego. Integra el té verde de buena calidad y deja que infusione por alrededor de tres minutos para que se concentre. Cuando se haya concentrado, sírvelo con un colador y si lo prefieres agrega una cucharada de miel para endulzar. Recuerda que si quieres hacer una tetera, sólo tienes que duplicar las cantidades.

En Japón la población toma alrededor de 5 tazas diarias de té verde, e incluso se ha señalado que el consumo de hasta 10 tazas diarias contribuye a disminuir considerablemente el riesgo de sufrir un ataque cardiaco y otros problemas de salud, es decir, a una vida más prolongada y funcional.

Otras Noticias