Bebidas

Olvídate del clima frío con esta receta de chocolate caliente con vino

Una receta fácil y muy sencilla para que entres en calor en esta temporada otoñal
sábado, 3 de octubre de 2020 · 17:53

Con la llegada del otoño, también llega el clima frío que nos hace desear una buena taza de café o chocolate caliente para que ayude al cuerpo a entrar en calor y darnos esa sensación reconfortante que tanto nos ayuda a relajarnos mientras disfrutamos de nuestra película favorita. La combinación de chocolate con vino parece casi imposible por la diferencia obvia entre ambas bebidas, pero eso no quiere decir que no se pueda crear una bebida deliciosa con un par de ingredientes. 

La mezcla entre la dulzura del chocolate y la intensidad del sabor del vino tinto, dan como resultado una de las bebidas ideales para este otoño. Si bien no se tiene claro de quien fue la idea de combinar estas dos bebidas, su preparación divide opiniones entre quienes aman los sabores muy dulces y entre quienes no, así que tendrás que probarla antes de decidirte por uno de los dos bandos. A continuación, te dejamos la receta de chocolate caliente con vino para que la prepares y nos digas qué te pareció. 

Chocolate caliente con vino

Ingredientes: 

300 mililitros de leche

150 gramos de chocolate en trozos

1 cucharada de cacao en polvo

150 mililitros de vino tinto

Nata montada

Canela en polvo

Preparación: 

En un pocillo, pon a calentar la leche a fuego medio hasta lograr el hervor. Debes cuidar mucho la leche ya que al hervir esta puede derramarse y causar un desastre en la cocina. Baja el fuego al mínimo y agrega los trocitos de chocolate; con ayuda de una cuchara revuelve hasta que todo el chocolate se haya fundido. 

Añade el cacao en polvo y mezcla hasta que se incorpore de forma uniforme con toda la preparación, o hasta que la leche comience a espesar ligeramente. Sin dejar de mover ni retirar del fuego, vierte el vino tinto y sube la flama del fuego, sigue con la cocción hasta que empiece a burbujear, entonces retira del fuego. 

Sirve caliente en la taza de tu preferencia y coloca un poco de nata montada encima a manera de espuma; después rocía un poco de canela en polvo por la superficie y listo. Para la decoración, también puedes optar por un poco de ralladura de naranja,  jengibre rallado o un poco de chocolate en polvo. Disfruta.

 

Otras Noticias